viernes, 28 de julio de 2017

ARROZ CON VERDURAS DE TEMPORADA



ARROZ CON VERDURAS 

DE TEMPORADA

Con unas cuantas verduras y hortalizas y un buen arroz, podemos preparar un rico plato en una hora y dejarlo preparado para poder bajarnos a la piscina o la playa y al regresar tener la comida lista, este es un plato que podemos llevar en un taper a la ofi, sin ningún problema eso sí hay que tener una precaución, utilizar arroz vaporizado, arroz que necesita un poco más de caldo, pero que no se pasa y aguanta perfectamente preparado varias horas.
Las verduras, las que más os apetezcan, yo os he puesto las que nos gustan en casa y en la temporada, encontramos de mejor precio.
Un apunte este arroz, al no llevar, marisco, pescado ni carne, es imprescindible prepararlo, con un buen caldo o fumet, que ya tengamos preparado anteriormente o comprado, pero no con agua, pues no tendría el sabor, que necesita.
Claro que si al plato, se le añaden unas gambas, ya es el plato perfecto.
Estaría muy rico y no engorda, teniendo todas las vitaminas.

Ingredientes:

1 Berenjena Pequeña.
1 Calabacín.
2 pimientos Verdes.
1/2 Pimiento Rojo.
1/2 Pimiento Amarillo.
8 Espárragos Trigueros+-.
10 Champiñones +-.
1 Vaso tamaño de agua  de Arroz Vaporizado del que no se pasa.
3 Vasos de Caldo de Verduras o Fumet.
6 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
Sal al gusto.
Azafrán al gusto.
Perejil al gusto.
2 Dientes de Ajo.
1 Cebolla pequeña.
1 Tomate.
OPCIONAL:
Alcachofas.
Judias Verdes.
1 Chorrito de Vino Blanco.
Gambas.

Preparación:

Depende del tamaño de las verduras, pondremos una unidad o medía.
Partimos de la base de que tenemos ya preparado un buen caldo, bien, de verduras o de pollo o fumet.
Yo siempre tengo en el congelador, guardados varios frascos.
En el momento se puede preparar un caldo con la parte trasera de los puerros una zanahoria, patata, restos de cebolla y un hueso de jamón o pollo y en 40 minutos esta listo, o con restos de cabezas de gambas y huesos de pescado.
¡Pero si no queréis liaros¡ Y no tenéis tiempo, comprar un buen caldo preparado, que en la actualidad los hay de buena calidad.
Pelar las verduras, lavarlas, secarlas con papel y trocearlas al tamaño que más os gusten, yo os aconsejo que sea tamaño de bocado, que no se necesite coger cuchillo, para comer este plato.  
En una sartén grande, paellera ó  cacerola poner 2 cucharadas de aceite e ir sofriendo el pimiento, el calabacín, la berenjena, los champiñones, ir rehogando por tandas, e ir sacándolo a un plato, e ir rehogando otras, siempre que se necesite, poner un par de cucharadas de aceite más hacerlo, añadir sal y reservar en un plato ya rehogadas todas las verduras, hasta que en los últimos minutos y cuando el arroz esté ya casi cocinado, las podamos añadir.
Si queréis añadir unas gambas, rehogarlas y reservarlas, seguimos.
En la cacerola, sartén, olla especial, donde hemos rehogado todas las verduras, ponemos 2 cucharadas más de aceite y continuamos pochando la cebolla muy picada y el ajo  rehogándolo bien, se añade el tomate rallado y se sigue rehogando, cuando está todo bien mezclado, se añade el arroz y se rehoga, para que se mezclen todos los sabores, si os gusta añadir un chorrito de vino blanco, hacerlo ahora, subir un par de minutos el fuego para que evapore el alcohol, rehogar y añadir el caldo, primero un par de vasos, que previamente tendremos ya caliente, se sube el fuego, hasta que rompe a hervir y luego, bajamos la temperatura a fuego medio, se añaden, todas las especies, que nos gusten, perejil, orégano, pimienta.
Cuando vemos que se va quedando sin caldo y el arroz esta ya a medio hacer se añade el otro vaso de caldo, según la calidad del arroz, se necesitará más o menos caldo y es el momento de añadir todas las verduras y hortalizas, que ya teníamos rehogadas y reservadas, mezclamos, rectificamos de sal si fuera necesario, añadimos un poquito de azafrán y esperamos hasta que reduzca el caldo y él arroz este en su punto, moviendo suavemente la cacerola o paellera, para que se mezclen los sabores.
¡Recordar mover el arroz¡ Solo con cuchara de silicona o madera, para no romperlo, y mover con cuidado.