jueves, 20 de julio de 2017

BIZCOCHO DE CLARAS O BICA DE LAZA

BIZCOCHO DE CLARAS

 Ó 

BICA DE LAZA

Este bizcocho, es una receta de aprovechamiento. Seguro que a vosotros también os sucede que os ponéis a preparar un postre y en la receta nos indica 3 ó 4 yemas de huevo y ¿Con las claras que hacemos? Que pena, que se desperdicien, yo hace años, cuando me sucedía eso, las tiraba, porque las dejaba un par de días en el frigo, pero no sabía que hacer con ellas, hasta que descubrí, que se pueden congelar y nos duran más de 6 meses.
Por ese motivo yo tengo siempre en mi congelador, pequeños frascos de vidrio con 2, 3 ó 4 claras, con su fecha indicada.
Que necesito preparar un merengue las utilizo ó para diferentes ocasiones.
En ésta ocasión, ha sido que se nos ha estropeado el frigorífico, para ser más exactos no funcionaba bien el compresor y el congelador se nos llenaba de hielo, pues no evaporaba.
Y después de muchos días buscando frigorífico, que nos gustase, hemos encontrado un LG, que nos ha parecido, muy adecuado el precio y  los accesorios que lleva.
Que nos ha sucedido, que llevamos 15 días gastando todo lo que teníamos en el congelador y sin comprar  absolutamente nada, para reponer, lo que gastamos y entre todo lo que había en el fondo de uno de los cajones, aparecieron varios frascos con claras congeladas.
¿Que hice?  Investigar por la red, y encontré el bizcocho de bica de laza, según en que región de Galicia, lo preparan, de una forma u otra y  le añaden un poco de levadura, o le hacen sin nada de ella, pues dicen, que al ser un bizcocho donde se montan las claras no se necesita.
Sinceramente, no sé si ha sido, por mi manía, de dar mi toque distinto, en cada receta que me llega o encuentro, pero el caso, que yo si le he añadido levadura de repostería, pero muy, muy poca.
También, he probado dos formas de hornearlos, pues tenía la masa emulsionada y el molde engrasado y al volcarlo, se llenó, entonces puse el resto de la masa en dos moldes de flan pequeños y los puse dentro de otra bandeja de plum cake con agua para que se cuezan al baño maría, horneándolos los 3 a la misma vez.
El resultado ha sido muy rico los dos.
Podéis hornearlo de la forma que más os guste, normal o al baño maría. 

Ingredientes:

5 Claras de huevo tamaño L, ó 150 Gr. de pasteurizadas.
200 Gr. de harina de Trigo.
230 Gr. de azúcar Blanca.
200 Ml. de Nata para Montar al 35,1% materia grasa.
Pizca de Sal.
Mantequilla para untar el Molde.
OPCIONAL:
Pizca de Levadura de Repostería.
Pizca de Aroma de Vainilla.

Preparación:

Yo he utilizado claras que tenía en el congelador guardadas, sacadas varias horas antes, para que estén descongeladas y a temperatura ambiente.
Se pueden utilizar claras pasteurizadas compradas, que venden en el súper.
Lo primero tamizamos la harina y reservamos.
Pesamos el azúcar y reservamos.
La nata antes de montarla, la introducimos 10 minutos en el congelador al igual que las varillas y el vaso batidor si podemos en el frigo, ahora con el calor, cuanto más frio esté todo lo que toque la nata mejor.
Se comienza batiendo a punto de nieve, con una pizca de sal las claras ¡Recordar éstas a temperatura ambiente¡ Al contrario que la nata, cuando tenemos la claras a medio montar, vamos añadiendo el azúcar poco a poco, menos una cucharada que apartamos para montar con la nata, batimos hasta que se convierte en un merengue firme, nuestra mezcla.
¿Cuando sabemos que está listo? Cuando tiene picos y al ponerlo boca abajo el bol  no se cae. 
El merengue se puede montar con varillas o robot.
En el bol del merengue, vamos añadiendo la harina que tenemos tamizada poco a poco y con ayuda de una espátula, deforma envolvente, de abajo hacía arriba, envolviendo la mezcla para que no se bajen las claras, si vais añadir un poquito de levadura royal, una cucharadita, hacerlo ahora, yo si la he puesto, pero hay recetas, que aconsejan no añadirla, y dicen los puristas, que el bizcocho de bica de laza, no lleva levadura,  también puse pizca de vainilla, reservamos la mezcla.
Ponemos a precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
Por último montamos la nata muy fría, cuando está a medio montar, añadimos la cucharada de azúcar, que habíamos apartado anteriormente, cuando está bien montada, la vamos añadiendo a nuestro bol que tenemos con la mezcla de claras y harina y lo hacemos, nuevamente, en un par de tandas, con la ayuda de una espátula y envolviendo suavemente, la mezcla para que no se baje. 
Untamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla y lo espolvoreamos con harina, o si os gusta más con spray desmoldable.
Este bizcocho se hornea en molde bajo.
Volcamos la mezcla en el molde  y se espolvorea por encima con azúcar, para que quede una capa crujiente al sacarlo del horno.
Se introduce al horno en la posición media.
Yo he utilizado un molde bajo rectangular de 17x20 cm. Como se lleno y me quedaba masa, preparé otros dos moldes pequeños y ellos a su vez, los metí dentro de otro con agua, para hacer un baño maría. 
Con lo cual hice un bizcocho rectangular horneado normal  y los dos pequeños al baño maría, todo al mismo tiempo.
En 30 minutos estaban listos, pero pinchar y comprobar, que salgan cuajados, cada horno es distinto. 
Cuando lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar unos 10 minutos y desmoldamos, con cuidado ¡Dejarlo enfriar antes de comerlo¡
Es un bizcocho más compacto, que los de huevos enteros, pero muy rico, y ahora que lo he probado, volveré a preparar, en más de una ocasión siempre que tenga claras guardadas.
Animaros y me contáis.