martes, 1 de agosto de 2017

GAZPACHO DE CALABAZA

GAZPACHO DE CALABAZA

Hay un dicho por ahí, que dice, quien no se arriesga, no gana, yo soy de las que piensa, que depende de que estemos hablando, por supuesto, hay quien se arriesga y lo pierde todo, por lo tanto soy muy prevenida.
En la comida es otra historia, os cuento ¡Como he tenido que cambiar de frigorífico¡ He pasado un par de semanas, utilizando todo lo que tenía en el congelador ya preparado para posibles recetas y al observar que tenía  2 paquetes de calabaza asada, me dije, con el calor que hace en estos días, como que no apetece una crema o puré ponerme a preparar buñuelos, como que tampoco  y he pensado, nunca he probado un gazpacho de calabaza, ¿Por qué no?
¡Nos ha encantado¡ Si no queréis asarla, como la tenía yo, se puede cocer en el microondas perfectamente y luego se deja enfriar y al frigorífico, para  mezclarla más tarde con los demás ingredientes.
Como todos los gazpachos, dependiendo de la cantidad de agua que se añada, nos quedará más o menos espeso, a nosotros nos gusta tomarlos, con cuchara, como si fuera una crema fría.
Las cantidades a ojo totalmente y a vuestro gusto, yo os pongo las, que yo he añadido, para que os sirva de referencia.
Este gazpacho no lleva nada de pan, por lo tanto es muy sano y no tiene ninguna caloría, solo vitaminas.
Bueno seguro que lee, la receta algún quisquilloso y me dice, el aceite ya tiene, de por sí calorías, si claro, pero nos referimos al conjunto en sí, pues es un plato muy sano y llena bastante. 

Ingredientes:

Para 6 raciones:
400 Gr. de Calabaza ya limpia.
1 Pepino.
3 Tomates Maduros.
2 Dientes de ajo.
1 C/P de Cominos.
1 C/P de Sal.
4 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
3 C/S de Vinagre de manzana.
2 Vasos de Agua muy fría.
OPCIONAL:
1 Rodaja de Jengibre.

Preparación:

Tanto si se compra la calabaza entera o en rodajas, se puede asar al horno y luego quitar la piel y las pipas, aplastar suavemente con un tenedor y hacer puré, para conseguir puré de calabaza, para diferentes recetas, saladas y dulce.
En el horno dependiendo del tamaño, se pone troceada, sobre papel de horno o de aluminio, tiempo de 45 minutos a 90, depende del grosor, pinchar y comprobar, mirar mis fotos de más abajo.
En el microondas, en trozos o rodajas, lavadas, se pone en un plato, tapado y se van poniendo de 5 minutos, se para, se comprueba, y se van añadiendo minutos, hasta que la vemos blanda.
Tanto de una forma como de otra, una vez fría, se quita piel y se aplasta y se puede congelar, hasta 6 meses.
Para nuestro gazpacho se lavan las hortalizas, se pelan los tomates, al pelar el pepino, es bueno hacerlo con un pela patatas y  aconsejo dejar algo de piel, eso evita que repita, se quita el germen interior a los dientes de ajo y en una batidora potente, se comienza, poniendo lo más duro al principio, el pepino troceado, los dientes de ajo, y una rodaja pequeña de jengibre en trozos, si nos gusta, os aseguro, que le da un sabor estupendo y se añade un poco de agua fría, junto con una cucharada de aceite, otra de vinagre, sal y pizca de cominos, batimos y trituramos bien y a continuación, se añaden los tomates, troceados, con otra cucharada de aceite, otra de vinagre, otra pizca de sal y otro poco de agua, una pizca más de cominos y se vuelve a triturar, ¿Que conseguimos con esto?   Pues, que todos los ingredientes, estén emulsionados, bien con el aceite y los sabores, se integren, por ultimo se añade el puré de calabaza, asada o cocida, volvemos a añadir, otra cucharada de aceite, pizca, sal, agua muy fría y volvemos a triturar, comprobamos sabor y es el momento de añadir más vinagre o aceite o sal, cominos, agua etc.
Cuando está todo bien emulsionados, lo guardamos en el frigorífico un mínimo de 2 horas.
Se sirve muy frío y os aconsejo no añadir nunca hielos, como he visto, que hacen en algunas casas, pues aguamos el gazpacho y pierde su sabor.
Este gazpacho dura preparado de 3 a 4 días, eso sí cuando lo sacamos del frigorífico, hay que mezclarlo bien con una cuchara, antes de servirlo, pues se queda en el fondo el agua.
Los gazpachos son un entrante ideal para el verano y muy prácticos a la hora de recibir invitados, pues es el plato perfecto, para tener preparado con varias horas de antelación.
A la hora de servir a la mesa, podemos presentarlos como los demás gazpachos, con infinidad de ingredientes.
Yo en la foto, os lo pongo con unas semillas de chia, que se ponen en el momento de llevar a la mesa. 
Un gazpacho que me ha sorprendido mucho, muy rico y muy sano.
Calabaza Asada en el horno

ezclando todos los Ingredientes en la batidora.