lunes, 28 de agosto de 2017

MANTECADOS MANCHEGOS




 MANTECADOS - MANCHEGOS

Estos mantecados, se preparan muy rápidamente, no necesitan levadura, ni tiempos de levados, se estira la masa, se forman y al horno.
Nos aguantan en una lata de galletas varios días y nos dan la posibilidad de tener algo dulce y rico, para ofrecer en una sobremesa o merienda a los nuestros o a unos invitados.
Son ideales para regalar, vamos a prepararlos.

Ingredientes:

400 Gr. de harina.
200 Gr. de Manteca de Cerdo.
70 Gr. de Azúcar glass.
120  Gr. de Vino Moscatel ú otro dulce.
Azúcar blanca para envolverlos luego, el necesario, al gusto.

Preparación:

Sacamos todos los ingredientes, sobre la encimera o mesa y pesamos todo, dejamos la manteca a temperatura ambiente, para poderla trabajar.
Y la Harina de trigo blanca se tamiza, vamos, que la pasamos por un colador.
La azúcar glas, yo la preparo en casa con un molinillo de café, que tengo sólo para eso, si trituramos nuestro azúcar, ya tenemos el azúcar glas.
El autentico azúcar glass comprado, lleva una parte de almidón, pero no es necesario y así engordan menos.  
En un cuenco grande se pone la manteca y se mezcla con el azúcar glass, hasta conseguir una mezcla suave,   y se va añadiendo de poco a poco el vino dulce ¡Ojo¡ Se añade un chorrito, se mezcla y hasta que no está todo integrado, no añadimos, otro chorrito de vino, hacerlo poco a poco, hasta conseguir una mezcla homogénea, y se va añadiendo la harina poco a poco.
La harina la podemos tener tamizada, con antelación, o lo hacemos, en el momento de añadirla.
Cuando esta toda la harina añadida en el bol, hacemos una bola y la volcamos sobre la encimera o mesa, sobre una pizca de harina. 
Amasamos un poco con nuestras manos, plegando la masa sobre si misma y estirando, golpeándola sobre la encimera, nada 3 minutos y rodamos sobre si misma y hacemos una bola y la ponemos en un bol, que antes, le habremos puesto pizca de harina y se tapa la masa con papel film transparente y la dejamos en el frigorífico, para que endurezca unos 30 minutos.
Mientras, buscamos el cortador de pastas que nos guste, si no se tiene, vale una copa pequeña de cristal.
Se prepara mientras la bandeja del horno con papel vegetal.
Y se va precalentando el horno a 190 º calor arriba y abajo, unos minutos antes, de sacar la masa del frigorífico.
Cuando sacamos la masa del frigorífico, ponemos harina sobre la encimera, para que no se pegue la masa y se  extiende con un rodillo, se deja un grosor de un centímetros aproximadamente  ó un poco más y con el corta pastas, vamos haciendo nuestros mantecados y los vamos poniendo sobre la bandeja, con papel que tenemos preparada.
La masa, que queda, volvemos a juntarla, sin manipularla excesivamente, se estira nuevamente y seguimos haciendo mantecados. 
Al introducirlos al horno bajamos la temperatura a 180º parte central ¿Tiempo? Depende del grosor de vuestros mantecados y de vuestro horno, de 20 a 30 minutos, tienen que quedar ligeramente dorados.
Los míos los tuve 30 minutos.
Con estas cantidades, salen 2 bandejas de horno, la masa restante se guarda envuelta en el film transparente, para que no se ablande, mientras, se hornea la primera hornada.
Preparamos un plato hondo con azúcar, para envolver nuestros mantecados, en ella.
Cuando están dorados, se sacan y se envuelven en azúcar. 
Hacemos lo mismo con la segunda hornada.
Y una vez fríos, se guardan en lata de galletas  y duran muchos días; Mirar mis fotos del paso a paso.
Estoy segura, que os saldrán tan ricos como los míos. 

Moliendo mi Azúcar

Añadiendo por último la harina


Formando una bola


Formando los mantecados


Poniendolos sobre papel de hornear

Ya horneados y con el azúcar preparado para rebozarlos