jueves, 10 de agosto de 2017

NIDOS DE PASTA AL HUEVO CON VERDURAS DE TEMPORADA Y NATA

NIDOS DE PASTA AL HUEVO

CON VERDURAS DE TEMPORADA 

Y NATA 

Este es uno de esos platos, que comienzas a prepararlo, con la idea de añadir, solamente ingredientes de temporada, vamos hortalizas de la huerta, verdura de la época, como queráis llamarlas.
Y luego llega mi marido a la cocina y me dice, ¿Solamente le vas a poner verdura? Que tristes van a quedar  y el abre tan ufano el frigorífico y me dice, ¡Nena, tenemos un paquete de bacón y otro de jamón¡ Y con fecha de próxima caducidad ¿Por qué no los añades? Si tu te quieres cuidar, no los comas, me dice muy serio, déjamelos rehogado en un plato aparte.
Y ala yo en plan sufridora, le digo, venga, que sí que te lo rehogo y claro al final yo también caigo, que sacrificios los justos y luego te dice, ultimamente los tomamos con tomate ¡Anda mira, tenemos nata, que también caduca pronto¡ ¡Que casualidad¡ 
Os prometo que yo pensaba prepararlos solo rehogados con verduras de temporada, solo que al final fui añadiendo algunas cosas más.
Todos sabemos lo versátil que es la pasta y depende de si estamos o no a dieta, la podemos comer de forma sana sólo con hortalizas o le podemos añadir infinidad de ingredientes.

Ingredientes:

Para 2 Personas:
1/2 paquete de Nidos de Pasta al Huevo.
1 Berenjena.
1/2 Calabacín.
1/2 Pimiento Rojo.
6 Espárragos Trigueros.
1/2 Puerro.
3 Cucharadas de Aceite de 0'4º.
Sal al gusto.
Pimienta al gusto.
OPCIONAL: 
1 Paquete de Bacón.
1 Paquete de Jamón en Tiritas.
Pimentón de la Vera al gusto.
Pistachos Molidos al gusto. 
1 Brick de Nata para cocinar.

Preparación:

Pelamos, lavamos y secamos con papel todas las hortalizas, que vayamos a añadir y las cortamos en trozos pequeños o tiras.
Dependiendo de lo grande que sean el calabacín, berenjena o pimiento, pondremos 1 unidad o media, si estamos cocinando para dos personas.
En una sartén se pone una cucharada de aceite y se van rehogando a fuego lento las diferentes verduras.
Yo voy rehogando de una en una y las voy sacando a un plato y sin mezclarlas, cuando saco una de la sartén añado otra cucharada de aceite y añado la siguiente.
Si vamos a rehogar el bacón y el jamón, se hace sin nada de aceite, pues ello ya suelta grasa suficiente.
Cuando se tiene todas las hortalizas y demás rehogado, es el momento de poner la pasta a cocer.
El tiempo el que indiqué el fabricante, o depende de si os gusta al dente o más cocido, probarlos antes, de apagar.
Mientras se cuece la pasta, ponemos en una cacerola 1 cucharada de aceite y rehogamos medio puerro troceado, pochamos a fuego lento y añadimos una pequeña cantidad de las verduras que ya tenemos rehogadas anteriormente ¡Esto se hace, para que la nata coga todo su sabor¡ Mezclamos bien, añadimos un poco de pimentón, rehogamos rápidamente ¡Cuidado que no se queme¡ Y añadimos el brick de nata, mezclamos y añadimos la pasta, que ya tendremos escurrida, ¡Ojo sin pasarla ésta por debajo del grifo¡
Aquí ahora, se añaden las especies o complementos que más nos gusten, como la  pimienta,  y yo he añadido también pistachos molidos, que dan un sabor genial, añadir, lo que más os guste, rehogar a fuego lento un par de minutos y listo.
Servimos la pasta en un plato y por encima, se ponen, las verduras, que más les gusten a cada uno y quien quiera el bacón y el jamón, que no se resista, un día es un día.
Luego los acompañamos de una cervecita y a disfrutarlos.