martes, 22 de agosto de 2017

PAN INTEGRAL DE AVENA Y ESPELTA



PAN INTEGRAL DE AVENA

 Y ESPELTA

Mira que con este calor, encender el horno, da un poco de pereza, pero la verdad hacer pan en casa es muy gratificante, yo lo he amasado primero con mi amasadora y luego en la encimera a mano, no puedo resistir, hundir mis manos en la masa, plegar, estirar, es como cuando éramos pequeños y jugábamos con la plastilina.
Además con el calor la masa sube más rápido, solo hay que tener en cuenta, que si es un pan que necesita levados, como éste, no hay que hacerlo con prisa.
Pero bueno yo tengo en mi blog, panes, que se hacen en 40 minutos, los que llamar pan para vagos, o pan súper rápido.
En ésta ocasión, a la harina de avena, que no es otra cosa que la avena triturada en un procesador en casa, le he añadido distintas harinas integrales, de espelta y de trigo, queda bien de todas las maneras, solo es necesario conseguir una textura moldeable, y que no se pegue a las manos.
Con esto os quiero decir, que cada harina es un mundo, por lo tanto las cantidades pueden variar en cada casa, para asegurarnos, vamos poco a poco añadiendo la harina al final.
El sabor muy rico, crujiente por fuera y tierno por dentro.
Vamos a hornear.

Ingredientes:

210 Gr. de Harina de Avena.
105 Gr. de Harina Integral de Trigo.
100 Gr. de Harina de Espelta, puede ser de Trigo Integral.
1 C/P  de Sal.
325 Gr. de Leche Desnatada Tibia.
1 Sobre de Levadura Liofilizada de Panadero.
1 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
2 C/P de Miel.
OPCIONAL:
1 C/P de Canela.
1/P de Jengibre en Polvo.
Semillas para decorar, como Lino, Sésamo.

Preparación: 

Ponemos a calentar 30 segundos la leche en una jarra en el microondas, yo puse desnatada, puede ser entera.
Sobre la leche tibia, ponemos el sobre de levadura de panadería ¡Ojo no royal¡ Mezclamos bien, añadimos también 2 cucharaditas de miel y dejamos reposar unos minutos y mientras vamos pesando las harinas o moliendo la avena, si previamente no la teníamos preparada. 
En unos 10 minutos la mezcla de leche y levadura, suele hacer espuma, eso significa, que se ha activado la levadura, si no fuera así, tampoco sucede nada, a esta mezcla, se le añade, la cucharada sopera de aceite y unas cuantas cucharadas de la avena molida, mezcla y añadir el resto de las harinas, la sal, el jengibre y la canela.
Amasar con amasadora o en un bol y luego en encimera.
Amasar, hasta que al hundir un dedo enharinado, la masa vuelva a su sitio.
La dejé levar, unos 45 minutos tapada, hasta que  duplicó tamaño.
Cuando ha duplicado, se vuelca la masa en la encimera y con la ayuda de los puños, sacamos el gas, esto se llama desgasificar una masa, luego volvemos a plegar un par de veces, rodamos haciendo una barra o dos o tres, o las que os parezcan.
Luego se ponen sobre papel vegetal sobre la bandeja de horno, se añade,  una pizca de harina por encima y  las tapamos con un paño limpio y las volvemos a dejar levar unos 30 minutos. 
Se precalienta el horno a 200 grados.
Antes de introducir al horno se pueden hacer un corte con un cuchillo afilado y con un spray añadir agua y poner por encima, semillas o avena en hojuelas.
En mi horno en bandeja central 40 minutos.
El pan delicioso crujiente por fuera y blando en el interior.
Tapado dura un par de días y congela muy bien.