sábado, 28 de octubre de 2017

HUEVOS ROTOS CON PATATAS JAMÓN Y PIMIENTO

HUEVOS ROTOS

CON PATATAS JAMÓN Y PIMIENTO 

Yo creo que todos los que nos dedicamos a escribir en un blog, nos preocupamos de buscar, platos diferentes cada semana, para cocinar, fotografiar y publicar, para que nos podáis leer, seguir y consultar, entre nuestras diferentes recetas.
y en esa búsqueda constante, a veces nos olvidamos de publicar, recetas sencilla de las de toda la vida, esas, que se hacen en todas las familias, sin ser grandes chef, simplemente con cariño y con buenos productos.
Ahora hay infinidad de restaurantes y bares que nos ofrecen, los famoso huevos rotos, con diferentes ingredientes añadidos, que no son otros que los huevos con patatas fritas de toda la vida, que se acompañaban, de lo que hubiera en casa en esos momentos, chorizo, jamón, pimientos, torreznos, picadillo y encima, y nos los sirven en sartén y nos parece una idea genial.
Os aseguro que si mi madre me hubiese servido los huevos en la sartén hace años, hubiese pensado, que se había vuelto loca.
Pero las modas, ¡La famosa palabra de reinventarse¡ ¡Innovar¡ Nos hacen ver que lo que en una época, nos hubiese parecido un despropósito, ahora es una sugerencia, para estimular nuestras papilas gustativas.
Podemos pedir estos huevos en cualquier lugar, donde sean típicos, por supuesto y yo los pido, en alguna ocasión.
Pero seamos francos, en todas las casas podemos preparar, estos deliciosos huevos, con lo que más nos guste, acompañarlos de un delicioso pan y una cerveza y disfrutarlos una barbaridad. 

Ingredientes:

Para 2 Personas:
2 ó 3 Huevos Tamaño L.
3 Patatas.
1 ó 2 pimientos verdes.
4 lonchas de Jamón Serrano  a poder se Ibérico.
Sal al gusto.
Aceite de Oliva de 0'4º para freír.


Preparación:

Sacamos los huevos del frigorífico, unos minutos antes, para que al freírlos estén a temperatura ambiente. 
Lavamos y secamos el pimiento o pimientos. 
Pelamos las patatas, las lavamos y secamos con papel de cocina.
Las partimos finas, a pelotón, como si fuesen para tortilla patata. 
Y se fríen en abundante aceite de oliva, a fuego medio, remo viéndolas de vez en cuando, cuando las tenemos a medio freír, añadimos el pimiento o pimientos, según tamaño y seguimos friendo ambas cosas, hasta que estén tiernas, añadir sal al gusto.
Sacamos las patatas y el pimiento y reservamos ambos sobre papel de cocina en un plato.
En el mismo aceite freímos los huevos de uno en uno, al gusto de cada uno, se les añade pizca de sal.
Se quita el aceite de la sartén y se añaden las lonchas de jamón, si son finas, en 15 segundos, vuelta y vuelta, están listas.
Para llevar a la mesa lo podemos hacer sobre una sartén, plato, fuente o cazuela de barro como hice yo.
Se pone al fondo las patatas, el jamón encima y luego sobre ello el huevos o los huevos y los pimientos alrededor.
Llegando a la mesa se pueden romper o que cada comensal rompa el suyo.
Acompañados de un rico pan y de una cerveza, son una delicia, que todos alguna vez al mes nos podemos permitir, aunque ahora estemos tan pendientes de contar calorías.
Venga disfrutarlos.