martes, 28 de noviembre de 2017

RISOTTO DE SETAS

RISOTTO DE SETAS

El Otoño es una de mis estaciones favoritas, en Madrid, se resiste a visitarnos y es sumamente perezosa la estación, pero cuando llega y nuestros parques se inundan de hojas por el suelo y de arboles desnudos, el paisaje es increíble, los colores tan cambiantes cada día, los  distintos matices  a cada paso, me hacen preguntarme, si todas las demás personas, sentirán lo mismo que yo, cada vez que el viento azota mi rostro, vaya creo que me he puesto algo intensa, ya os he dicho que me encanta el otoño.
Yo tengo la suerte de vivir, en una zona, donde estoy rodeada de arboles y es una gozada salir a caminar entre ellos mis recorridos de 1 hora de caminata, son muy importantes para mí y en ésta época los aromas  a tierra húmeda, los colores, de los que puedo disfrutar mientras camino, son especiales, por eso entiendo, que sea en estas fechas,  tan apetecible irse de fin de semana a casas rurales, donde poder disfrutar de verdaderos bosque y de paisajes, que en la ciudad, ni por casualidad se disfrutan. 
Pero es ahora, en estas fechas, son muchos los que se arriesgan a cometer errores muy peligrosos.
¿Por qué?  Pues por qué nos invaden nos programas de televisión, donde los cocineros, no dejan de decir, que van a cocinar una rica receta, donde ellos mismos, han recogido ese fin de semana, esas setas y sí, es ahora cuando la tierra se llena de miles de setas y el momento más indicado para consumirlas ¡Pero un consejo¡ Comprarlas, que las hay de muchos tipos y sí, serán de invernadero, pero son seguras.
No se puede salir un fin de semana, irse al bosque y ponerse a recoger setas, no basta con mirarlas en internet, para reconocer, cual es buena y cual es venenosa, crerme, os hablo por experiencia.
Yo os tengo que confesar, que nunca me han atraído, yo soy de consumir champiñón, pero a mi marido, le encantan y se las preparo a el, a la plancha, en salsa, empanadas, en fin de varias maneras, pero el otro día fuimos a comprar al súper y trajeron, muchas variedades, que no habíamos probado y le dije a mi marido.
Venga vamos a comprar un par de variedades distintas y si hago un risotto, seguro que me animo y las como.
Y eso es lo hice y os puedo decir que en rissoto, me gustaron muchísimo, para mí fue un descubrimiento, pus solas no suelen llamarme la atención.
Os dejo lo que hay que comprar. 

Ingredientes:

150 Gr.  Setas  Portobello.
150 Gr.  Setas. Shiitake. 
1 Cebolla.
1 Diente de Ajo.
1/2 pimiento Amarillo.
Sal al gusto.
1/2 Vasito de Vino Blanco ó un buen chorro.
5 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
1 l.  Caldo de Verduras.
1 Vaso de Arroz, tipo bomba, el que es redondo.
40 Gr.  Mantequilla.
50 Gr.   Queso curado para rallar, del que os guste.

Preparación:

Lo primero un buen caldo.
El caldo de verduras yo suelo tenerlo preparado, pues cuando hago cantidad, congelo frascos, pero en ésta ocasión tuve que preparar más caldo.
Si tenéis que hacerlo, poner una olla con 1 litro  y medio de agua  y añadir un puerro, 1 zanahoria, cualquier verdura, que os guste, una patata pequeña y se puede añadir un hueso de espinazo o similar, o un hueso de pollo o  jamón, en 20 minutos estará listo.
Mientras se prepara el caldo, vamos limpiando y preparando el resto.
Se quita la parte trasera de las setas y se limpian con un trapo húmedo o un papel de cocina húmedo, si se lavan, luego echan mucha agua.
Pelar la cebolla y el ajo, lavar y secar junto con el pimiento.
Picar la cebolla muy fina y rallar el ajo.
Poner una sartén, cacerola, o donde vallamos a cocinar el risotto al fuego con 3 cucharadas de aceite y rehogan las setas, a fuego medio, laminadas o en trozos, como mejor os parezca, añadir la sal que os guste y una vez rehogadas,  se reservan en un plato, se añaden 2 cucharadas más de aceite y se pocha y rehoga la cebolla y el ajo, luego se añade, el pimiento en trozos o en tiras a vuestro gusto.
Cuando está todo rehogado bien, se añade el arroz y se añade la sal,
¿La cantidad de arroz? Yo lo hago a ojo, un vaso tamaño de agua,
pero no lleno, esa cantidad  para 2 personas.
El arroz se rehoga todo, para que coja bien el sabor, se añaden las setas, que tenemos ya reservadas, se mezcla y se añade un buen chorro de vino blanco, yo le añado uno que es semidulce, pero porque es el que a mi me gusta, vosotros añadir, el blanco, que os parezca, subir un poco el fuego, para que se evapore el alcohol y comenzar a añadir poco a poco un cazo de caldo verduras, que tendremos  ¡Ya caliente¡
Al risotto, se le añade un cazo de caldo ¡Siempre caliente¡ Se remueve y hasta que no se ha consumido el caldo, no se le añade otro cazo, esto se hace para que el arroz suelte el almidón y hay que ir removiéndolo.
Yo utilice cerca de 1 litro, pero depende del tipo del arroz que se elija y la fuerza del fuego que pongáis, para que el caldo que se utilice, sea más o menos cantidad.
Tiene que quedar un arroz cremoso, rectificar de sal, el tiempo entre 20 y 25 minutos, luego se aparta del fuego, dejándolo una pizca  caldoso, se le añade la mantequilla y el queso rallado y se mezcla, para que quede cremoso, se le deja reposar un par de minutos y a la mesa a disfrutarlo.