sábado, 23 de diciembre de 2017

RAVIOLIS DE CARNE CON VERDURAS

RAVIOLIS DE CARNE 

CON VERDURAS

Si partimos de la base de que hacer pasta casera en casa, son palabras mayores, todos los que tiramos de pasta comprada en el súper, buscamos, diferentes variantes, para que los nuestros no se cansen de comer siempre lo mismo.
Yo prometo, que algún día me decidiré y probaré a preparar la masa en casa, mi yerno compró una máquina de hacer pasta, que aún no ha estrenado, le pediré que me la preste y lo intentaré, pero mientras tanto yo pobre mortal, aprendiz de cocinera y bloguera de cocina en prácticas, seguiré comprando diferentes pastas, que hay a nuestra disposición en el súper.
En ésta ocasión, le ha tocado la investigación a estos raviolis.
Os tengo que contar, que me han sorprendido, lo compré, con mucha precaución, yo no soporto ni las croquetas, ni empanadillas congeladas y me dije, estos, seguro que no me vana gustar y si puedo deciros, que el relleno de ésta marca, es delicado y agradable en boca.
Si un día queréis probarlos os lo aconsejo, yo les he añadido unas verduras y una salsa de tomate casera y me ha sacado de un apuro una comida.
Para repetir, pues seguro que no, ya os digo yo, que procuro no comprar nada que venga semi preparado, pero para alguna ocasión, si estáis pillados de tiempo, seguro que os sacan de un apuro.
Y claro por probar algo distinto y poder valorar, si os merece repetir.
Eso sí acompañarlos de verduras y demás.

Ingredientes:

1 Paquete de Raviolis pequeño.
3 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
1 Zanahoria.
1 Pimiento Verde.
1 Puerro.
Sal Al gusto.
Pimienta al gusto.
Orégano.
Tomate frito al gusto.
Queso Semi Curado rallado  u otro que os guste.
Agua abundante  para cocer la pasta.

Preparación:

Si no se tiene el tomate preparado, lo primero nos ponemos con ello, aquí os dejo el enlace con 3 formas de hacer la salsa distinta, según las prisas que tengáis   Salsa de Tomate  .  
Yo tenía un frasco en el congelador y lo saqué a descongelar unas horas antes.
Se lavan, la zanahoria el  pimiento y  el puerro, se secan con papel y se parten en tiras, o como os gusten y se doran con las cucharadas de aceite en una sartén honda, wok o cacerola, al mismo tiempo, nos ponemos con los raviolis.
Se ponen los raviolis a cocer con agua y sal, siguiendo las indicaciones del fabricante, con los tiempos de cocción. 
Cuando están cocidos, se escurren y se añaden a la sartén donde tenemos las verduras elegidas rehogadas, se mezclan, añadimos, pimientas, orégano y las especies, que nos gusten más y a continuación, la salsa de tomate, luego se ralla un buen queso por encima y a disfrutar, simples y sencillos.
Al servirlos en el plato, podemos decorar el plato con albahaca o perejil seco por los bordes.