miércoles, 28 de febrero de 2018

CUSCUS CON VERDURAS Y HUEVO

CUSCÚS CON VERDURAS 

HUEVO

El cuscús ó cous cous ó sémola de trigo duro, si le acompañamos  con verduras y huevo, es un plato muy sano, le podemos añadir cualquier verduras o hortaliza de temporada, el huevo puede ser, frito a la plancha poché o duro, en cada casa, lo que siempre os comento, vuestras costumbres o gustos, tienen que ser lo primero, los que escribimos en un blog, de cocina, os contamos, como hemos preparado nuestra receta, pero eso no quiere decir, que tengáis que seguirla a rajatabla, toda receta, puede adaptarse a nuestros gustos particulares y si hablamos de las especies, ya necesitaremos hoja nueva, con mención aparte.
Eso sí un consejo, añadir a la sémola, un buen caldo de pollo y verduras.
Yo en esta ocasión he utilizado un cous cous marroquí, que ya lleva vegetales deshidratados, es una marca, que me gusta mucho, pues es de muy buena calidad y el precio, asequible, pero utilizar la marca o tipo que os guste.
Las hortalizas, las que tenía en el frigo en esos momentos y además le he añadido unas tiras de pimiento asado, increíble el resultado final, vamos a disfrutar preparando nuestra comida.

Ingredientes:

150 Gr. de Cous Cous - la mitad del envase+-.
200 Ml. de buen caldo de verduras o pollo o ambos.
1 Calabacín Pequeño.
1 Berenjena.
6 Champiñones.
1/2 Pimiento Verde.
Tiras de Pimiento Rojo Asado. 
Sal al gusto.
1 Huevo Tamaño L por persona.
4 C/S de Aceite de Oliva 0'4º.


 

Preparación:

Yo siempre suelo tener caldo en casa en el frigo o en el congelador.
Un caldo de verduras, se hace con puerro, zanahoria, apio, repollo, cebolla, lo que tengáis, se le añade una punta de jamón y unos huesos, o trozo de pollo. 
Os digo esto, porque lo que no se puede hacer es cocer el cous cous con agua sola.
Las verduras o hortalizas, se pela, lavan secan con papel y se trocean y saltean en una sartén en un par de cucharadas de aceite, dependiendo de vuestro gusto, hacerlas, más pochadas o a la plancha, reservamos.
El cous cous se vierte sobre el caldo caliente, se mueve una vez y se deja tapado y retirado del fuego 5 minutos, luego lo destapamos y con un tenedor se mueve, para separar los granos.
Un consejo normalmente dicen, que hay que poner la misma cantidad de cous cous, que de caldo, seguir las instrucciones del fabricante, pero os aseguro, que en mi caso siempre, cuando han pasado los 5 minutos, levanto la tapadera y remuevo con el tenedor, lo encuentro demasiado seco para mi gusto y entonces le añado un poco mas de caldo caliente, eso sí, poco a poco, pero no se puede poner al fuego, por eso en el caso de que os suceda como a mi, tomar esa precaución.
Si os gustan las especies, admite, comino, orégano, canela etc.
Si la mezcla del dulce con el saldo, os llama la atención, este plato admite unas pasas sultanas.
Como podréis comprobar, se pueden hacer varias variantes.
Cuando está en su punto la sémola, se le añade las verduras, se mezcla y en el momento, se hace un huevo y se pone encima.
El huevo yo hay veces, que le pongo, frito, otras a la plancha y otras preparo un huevo poche, mientras espero que pasen los 5 minutos de reposo de la sémola.
Este plato es muy completo y sabroso y nos puede venir bien, tanto en la comida como en la cena.































lunes, 26 de febrero de 2018

PURE DE LENTEJAS

PURÉ DE LENTEJAS

Los purés de legumbres hace años, se preparaban, como plato de aprovechamiento, en toda familia había un niño que no le gustaban las legumbres y las madres para que las tomasen se las trituraban.
Pero de eso ya hace siglos y cada vez somos más los que preparamos las legumbres así porque nos apetecen y porque podemos añadir o quitar ingredientes, dependiendo si queremos tener una dieta más o menos equilibrada o calórica.
En el puré de lentejas se pueden añadir diferentes verduras, que realzan su sabor y las convierten en un plato muy completo y a su vez, podemos prepararlas como del guiso clásico se tratara, añadiendo jamón, puntas, chorizo, lo que se nos ocurra y luego triturar todo o sólo añadirlo como ingrediente, para enriquecer su sabor.
Yo os puedo decir, que las hago de ambas formas, a lo largo de nuestra vida, tenemos que ir cambiando y variando la alimentación, para que no se nos haga aburrida, para innovar o simplemente porque nos apetece.
Eso sí las prepare, como las prepare, siempre utilizo lenteja, tipo pardina, me parece más rica, pero eso va en gustos.
En esta ocasión las he preparado así.

Ingredientes:

1 Vaso de lentejas pardinas.
1 Zanahoria.
1 Cebolla.
2 Dientes de Ajo.
1 Patata.
1 hoja de Laurel.
3 C/S de Aceite de Oliva Virgen.
Sal al gusto.
Pimentón dulce al gusto.
OPCIONAL:
1 Puerro.
Unos trozos de Jamón curado ó virutas para adornar o ambos.
1 Chorro de Nata.
Sésamo.


Preparación:

Yo pongo una cacerola al fuego con 3 cucharadas de aceite y rehogo la zanahoria, la cebolla, los dientes de ajo, patata y el jamón, aparto del fuego y le pongo una cucharadita de pimentón de la vera, rehogo bien y añado 1 vaso o 2 de lentejas, según necesidad, se rehoga bien todo y se cubre de agua, añadiendo, sal y hoja de laurel, se sube el fuego hasta que rompa a hervir y luego se baja el fuego y se cocinan a fuego lento semi tapadas.
El tiempo dependiendo de la calidad puede ser de 50 a 60 minutos, ir probando.
Antes de triturarlas, se quita la hoja de laurel.
Dependiendo del agua añadido, se quita antes de triturarlas y se reserva y si es necesario más tarde se añade.
Quedan muy ricas añadiendo por encima, unas virutas de jamón serrano rehogadas, o pasadas por el microondas.
Otra opción es añadir unas semillas de sésamo.
Un chorrito de nata, ponerle imaginación.
Si el plato lleva verdura, hortalizas y jamón, es un plato muy completo, bastara una ensalada de tomate y atún y tenemos una comida con todas la vitrinas necesarias, y nos garantizamos, que los niños y los no tan niños las coman.



 

jueves, 15 de febrero de 2018

BIZCOCHO DE PIÑA Y MANZANA


BIZCOCHO DE PIÑA

Y 

MANZANA

Este es un bizcocho muy jugoso, sencillo de preparar y que no deja indiferente a los amantes de los bizcochos húmedos, tenía en el frigo los últimos restos de una piña, que nos había salido muy rica, pero que ya llevábamos 3 días sin comer y un par de manzanas, que había que utilizar ya, un yogur en el fondo del frigo, en fin, que con todos esos restos, que van quedando en toda casa, se puede preparar un rico pastel, no hay que tirar nada, todo se puede aprovechar, de una forma o de otra.
Y otra cosas que hay que tener en cuenta es, que a la clásica receta del bizcocho de yogur, se le puede, añadir, tunear, quitar o poner ingredientes, no hay que tener miedo en hacer cambios.

Ingredientes:

Como Medida el propio embase del yogur.
1 Rodaja de Piña Natural.
2 Manzanas.
1 Yogur Griego, puede ser cualquiera.
3 Huevos tamaño L.
1 Medida de Aceite de Oliva de 0'4.
2 Medidas de Azúcar Morena.
3 Medidas de Harinas Integrales, Espelta, Centeno etc.
1 Sobre de Levadura de Repostería 15 Gr.
1 C/P de Canela.
OPCIONAL:
1 C/P de ChÍa.
1 Rodaja de Jengibre Fresco o 1 C/P en Polvo.
En la foto de los Ingredientes faltan los huevos.

 

Preparación:

Se parte la piña lo mas fina posible y la manzana igual.
Se vuelca el yogur en un vaso o taza, para utilizar el envase como medida.
En un bol se baten los 3 huevos tamaño L, hasta doblar volumen, yo lo hago con el brazo de la batidora minipimer, pero se puede hacer a mano perfectamente y se añade el vaso de aceite, se sigue batiendo, cada vez que se añade cualquier ingrediente como los 2 de azúcar, la levadura, el yogur y los 3 vasos de las harinas integrales, que se elijan, si se le pone jengibre, hacerlo ahora, añadirlo rallado o en polvo, la canela, la cucharadita de bicarbonato y se mezcla bien todo y por último se añade 1 manzana y la mitad de la piña y se mezcla bien.
No os preocupéis, con añadir harina de centeno, no queda seco, pues la piña y la manzana, le dan jugosidad.
Se precalienta el horno a 190º calor arriba y abajo.
Se prepara un molde y se forra con papel vegetal, para poderlo desmoldar bien, al ser un bizcocho jugoso, os lo aconsejo hacerlo así.
Se vuelca la masa en el molde elegido y se añade una capa de piña y manzana  simultáneamente, espolvoreada con azúcar por encima.
Mirar las fotos de más abajo.
Yo lo hago así para que  la piña y la manzana, queden por el centro y no se bajen al fondo.
Se introduce en el horno, yo lo introduzco en la posición central y  bajo la temperatura  a 180º calor arriba y abajo.
Tiempo el mío 50 minutos, pinchar a partir de los 40 e ir comprobando, todos los hornos, no son iguales.
Hay ocasiones, que incluso se dora por arriba y aún no está cocido el bizcocho, si os pasase así poner un trozo de papel aluminio y ponerlo unos minutos más.
Cuando está bien cocido se apaga el horno se extrae un poco la bandeja y se deja cinco minutos más con la puerta abierta, para que el calor vaya poco a poco bajando.
Luego lo sacamos dejamos enfriar 10 minutos y con cuidado lo sacamos del molde con el papel.
Para desmoldarlo al ser muy jugoso yo os aconsejo volcarlo hacía un lado, poner debajo la bandeja donde lo vamos a servir y voltear para el contrario, quitando con cuidado el papel, con ayuda de la punta de un cuchillo, sin prisas, es muy jugoso y si se hace con rapidez, se puede romper.
A la hora de llevar a nuestra mesa, se puede decorar con azúcar glass.
Simplemente delicioso.
                                                    
               

 




lunes, 12 de febrero de 2018

MUSAKA CON CARNE Y CHAMPIÑONES


MUSAKA DE CARNE

 Y

 CHAMPIÑONES

La musaka es un plato muy rico y sano, que se puede tener preparado con antelación, a falta de un golpe de calor en el horno o microondas.
Admite muchos rellenos, pero el ingrediente principal es la berenjena, que se puede añadir, cocida a la plancha o pasada por el microondas al vapor.
Este plato no se prepara en 5 minutos, es un poco entretenido, si queremos hacerlo rico, pero os aseguro que merece la pena.
¿Preparar un tomate frito? ¿Se puede añadir de bote, ya listo para comer? Decidir vosotros, yo uso uno que viene al natural triturado y lo rehogo con cebolla y ajo y queda genial, abajo os indico como, pero la bechamel, si que os recomiendo hacerla vosotros, yo he probado la de brick y no me gusta nada y os aseguro que en 10 minutos la tenemos lista, si seguís mis pasos.
La carne más de lo mismo, una buena carne picada y unos buenos champiñones frescos, si los ponéis de bote, ni se le parecen en sabor.
Esta receta reúne todos los ingredientes adecuados para ser un gran plato, verdura, hortalizas y carne, si le sumamos la leche, es muy completo, se puede mantener en el frigo 2 ó tres días sin perder sabor, si os sobra.
Yo cuando hago musaka, aunque estemos los 2 solos, preparo una fuente grande.
Y os aseguro que es un éxito seguro, si lo ofrecéis a vuestros invitados.

Ingredientes:

2 Berenjenas.
500 Gr. de Carne Picada de Ternera.
200 Gr. de Champiñones.
Sal al gusto.
3 C /S de Aceite de Oliva de 0'4º. 
Queso rallado Tipo Mozzarella o el que os guste.
PARA LA SALSA DE TOMATE:
1 Bote de Tomate Natural Triturado grande de 780 Gr.
1 Cebolla.
1 Diente de ajo.
3 C/S de aceite de Oliva de 0´4º.
2 C/P de Azúcar.
Sal al gusto.
PARA LA SALSA BECHAMEL:
40 GR. de Mantequilla.
40 Gr. de Harina.
Pizca de Sal.
500 ml. de leche Desnatada o la que tengáis.
Pizca de Nuez Moscada.


Preparación:

Lo primero pelamos las berenjenas y las lavamos y se cortan en láminas, se les añade pizca de sal y se van introduciendo en el microondas tapadas unos 6 minutos, comprobar el tiempo, depende de la potencia del vuestro.
Yo pongo unas pocas en un plato húmedas, las tapo con la tapa anti salpicaduras y pongo 5 minutos y voy comprobando, minuto a minuto, luego.
Al sacarlas escurriréis el agua, se hacen las tandas necesarias, para la base de cubrir la fuente y una segunda capa de ellas.
Al mismo tiempo, limpio los champiñones, los lamino y los hago a la plancha con una cucharada de aceite y pizca de sal.
A continuación se rehoga la carne en dos cucharadas de aceite, se le añade sal al gusto y si os apetece pimienta, se reserva, cuando está cocinada.
La salsa de Tomate dependiendo como la queráis hacer, e prepara lo primero o simultáneamente a la vez, os dejo el enlace con 3 versiones elegir la que mas os guste  Salsa de Tomate, si compráis ya cocinada totalmente, comprar una buena.
Para montar la Musaka se pone una capa de tomate cubriendo la fuente y encima todas las berenjenas, extendidas, por encima los champiñones laminados y la carne mezclada con la salsa de tomate.
Se Prepara a continuación la salsa bechamel, pinchar mi enlace y mirar como la hago yo Salsa Bechamel, con esta salsa cubrimos toda la carne picada de la fuente, ponemos una segunda capa de berenjenas y volvemos a cubrir con salsa bechamel toda la fuente, se añade queso por encima y se lleva al horno, primero a fuego medio a 180º unos 10 minutos y luego se gratina un par de minutos, si lo preparamos unos minutos antes de comer y queremos que no se nos enfríe, la dejamos tapada con papel albal.
Este plato es siempre un acierto, esta deliciosa.

   
                                




 





 


 

lunes, 5 de febrero de 2018

GALLO CON ESPINACAS, PIÑONES Y PASAS

GALLO CON ESPINACAS

PIÑONES Y PASAS

No siempre tenemos ganas o tiempo de liarnos horas en la cocina y en nuestro día a día semanal, tenemos platos para poder tener una alimentación, equilibrada, para nuestra cena, un pescado y una verdura, algo muy sencillo de preparar, que no le podemos dar el titulo de receta, tan solo compartir con vosotros, que podemos cenar, un día de la semana.
El pescado elegido es el gallo, tiene un precio bastante inferior al lenguado y si alguno no lo conoce, os lo aconsejo completamente, eso sí, pedir que os lo limpien en la pescadería.
Luego unas espinacas, que en la ocasión, que nos ocupa, han sido congeladas, yo siempre tengo en el congelador, pues dan mucho juego.
Este plato lo podemos tener preparado en 25 minutos como mucho y está muy rico, tenemos que enseñar a nuestros hijos a comer pescado y verduras desde pequeños, pero no barritas  de pescado preparadas, con cantidad de empanados industriales.
En el súper podemos tener muchas variantes, para varios  días de la semana.
Hay algo que os quiero comentar, la famosa frase del pescado fresco, ya no es posible.
Yo compro el pescado en la pescadería de un gran supermercado, parece fresco sí, pero como hay que llegar a casa y congelarlo mínimo 48 horas para evitar el famoso anisakis, nos encontramos, con el problema, de que hay que calcular cantidad para la semana y tenerlo con varios días de antelación, comprado y previamente congelado.
No se si os pasara a vosotros, pero yo hay días que voy al súper y veo un emperador bueno ó una merluza, o unos boquerones y me digo, anda ya tengo la comida o cena de hoy y luego pienso, m........, si no lo puedo cocinar hoy hay que congelarlos.
Con lo que presumían mi mamá y mi suegra, de que en sus casa sólo se comía pescado fresco, si levantarán la cabeza.
Bueno que me enrollo, todos sabemos, lo que toca ahora, pero hay que distinguir, entre el pescado que congelamos y ese que vine, empanado y no se conoce que es lo que lleva, pues todo lo precocinado, crea a la larga problemas de salud y obesidad. 
Elegir el pescado que mas o guste acompañarlo de cualquier verdura rica y tendréis una alimentación equilibrada.

Ingredientes:

2 Gallos de 200 Gr. +-.
Sal al gusto.
Harina para rebozarlos ligeramente.
Aceite de 0'4º para Freír.
Para las Espinacas.
2 paquetes de Espinacas Congeladas.
2 C/S de Aceite de oliva de 0'4º. 
2 Dientes de Ajo.
Piñones al gusto.
Pasas al gusto.
Sal.


Preparación:

Yo tengo la costumbre de decirle al pescadero que me quite la cabeza y los bordes del gallo, pero cuando son de tamaño de ración, no te quitan la piel.
Hay muchas personas, que lo cocinan con ella y una vez pasado por la sartén cada uno en su plato la quita.
Yo tengo la costumbre de cuando el gallo se está descongelando, quitarla con la ayuda de la punta de un cuchillo, como está semicongelado, sale muy bien, vuelvo a pasar el cuchillo, raspando un poco por detrás, por si le queda alguna escama, luego lo lavo bajo el grifo y listo, esa  es mí costumbre.
El gallo lo seco con papel cocina, le añado sal por ambos lados y lo paso por harina, pero muy ligeramente, sacudiéndolo previamente, para quitar exceso de harina, antes de meterlo en la sartén.
El gallo se  fríe en un dedo de aceite de oliva, se dora una cara y le damos la vuelta hasta dorar al gusto.
¡Consejo¡ El gallo no queda bien a la plancha, es más grueso que el lenguado y queda crudo por dentro.
En otra sartén al mismo tiempo, se ponen un par de cucharadas de aceite y se doran un par de ajos en láminas, un puñado de piñones y un puñadito de pasas, rehogamos bien y se añaden las espinacas, previamente descongeladas y escurridas un poco y se rehogan, se añade sal y listo.
Si en lugar de añadir espinacas congeladas, añadimos las que vienen lavadas y secas en bolsas, tipo para ensalada, se rehogan igualmente, hasta que las vemos que reducen.
Acompañamos el pescado de nuestras espinacas y a disfrutar de un plato muy rico y sano.

 



 
 

viernes, 2 de febrero de 2018

ROSCOS DE NARANJA AL HORNO


ROSCOS DE NARANJA

 AL HORNO

Estos roscos se preparan a mano, no es necesaria una amasadora, no batidora eléctrica, yo al principio utilicé una varilla de silicona, para batir los huevos, azúcar y huevo y luego a la hora de añadir la harina, fui mezclando con una mano.
Es una masa muy pegajosa, pero si una vez preparada, la dejamos reposar en el frigo media hora, adquirirá más consistencia, luego nos untamos las manos con aceite y listo, en el horno poco tiempo.
Yo con las cantidades que os doy, tuve para 2  hornadas. 
Siempre que podamos, dedicar un par de horas en la cocina, es interesante hornear, bien unos roscos, magdalenas o demás, se guardan en lata y nos duran toda la semana.
Nos evitamos comer bollería industrial, es más sano y nuestro cuerpo nos lo agradece, que tenemos poco tiempo, el bizcocho de yogur, de toda la vida, pero evitar comprar bollos en el súper a todas horas, no os digo que nunca, que yo no soy una fanática, para nada, pero siempre que podáis, hacer algo casero, los vuestros, os lo agradecerán.
Voy con la receta, que a mí me llegó a mi correo por la red facilísimo y quise probarla.
Eso sí dependiendo del tamaño de la naranja y del zumo que extraigamos de ella y del tamaño del huevo, varía la cantidad de harina, que tengamos que añadir.

Ingredientes:

2 Huevos tamaño L.
75 Gr. de Aceite de Oliva de 0'4º. 
125 Gr. de Azúcar.
1 C/P de Levadura unos 7 Gr.
1 /2 de Canela Molida.
1 Naranja, Ralladura y su Zumo.
350 Gr. de Harina de Trigo.
Pizca de Sal.
Aceite para untar en las manos.
Azúcar para espolvorear.


Preparación:

Se comienza preparando todos los ingredientes y pesando el azúcar, y la harina se tamiza.
La naranja yo la lavo bien y la seco con papel de cocina.
La meto 30 segundos en el micro y la dejo enfriar.
En un bol se baten los dos huevos, se espuman y se añade el aceite, queda como una mahonesa, luego se añade el azúcar y se continua mezclando a continuación, se añade sobre esta crema la ralladura de la naranja, se mezcla y se hace el zumo  y se añade, se continua mezclando, lo siguiente que yo añado es una cucharadita de levadura de repostería, tipo royal y media cucharadita de canela en polvo y por último la harina tamizada, poco a poco y con una pizca de sal, la mezcla es bastante pegajosa y cuesta quitarlo de la mano.
Por eso os aconsejo utilizar sólo una mano y con la otra sujetar el bol.
Como os he indicado arriba, dependiendo de la cantidad de zumo que tenga la naranja, vamos a utilizar más o menos harina.
¡Pero ojo¡ No es una masa de pan, que si se añade mucha harina, quedan duros. 
Luego se tapa la masa con film transparente y al frigo, el tiempo, es relativo, yo tuve el bol 30 minutos reposando.
Cuando los vamos a formar.
Se prepara la bandeja del horno con papel vegetal un base de silicona, que es lo que yo he utilizado en ésa ocasión.
Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.
Preparamos un pequeño recipiente con un poco de aceite, para ir untandonos las manos y poder manipular la masa, que es pegajosa.
Con las manos untadas de aceite, coger pequeñas bolas, bolear entre las manos y hacer un hueco en centro y estirar un poco, para hacer el rosco, tamaño el que os guste.
Se van poniendo en la bandeja, dejando un poco de separación, entre ellos, se añade por encima un poco de azúcar sobre cada uno.
Se introducen al horno,  ¿Tiempo? En el mío estaban en 19 minutos.
Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Y vamos preparando la segunda hornada.
Cuando están fríos, se guardan en latas, tipo galletas.
Es un rosco, crujiente por fuera y blando por dentro, muy rico y suave, ideal para la sobremesa o desayunos. 
Esta receta la he seguido del blog  https://www.facilisimo.com/bonappetitmama, por eso os pongo el enlace, pues no es mía, cuando alguna bloguera me pregunta puedo hacer tu receta y publicarla, si claro, le comento, pero por favor, se justa y pon el enlace.
Como no sé si está receta es de un chef, conocido o de la abuela de la propietaria de dicho blog, aquí queda reflejado, de donde la he seguido y no ¡No es mía¡ Y os cuento como me ha quedado a mí.
Es un rosco, crujiente por fuera y blando por dentro, muy rico y suave, ideal para la sobremesa o desayunos.