martes, 15 de mayo de 2018

CROQUETAS DE BACALAO Y ESPÁRRAGOS TRIGUEROS

CROQUETAS DE BACALAO

Y ESPÁRRAGOS TRIGUEROS 

Me gustan mucho las croquetas, en todas sus forma y variantes y con diferentes ingredientes, cuando decido prepararlas, hago maratón, ya que me lío, pues que se note, hago la masa, las formo y las congelo, las guardo en bolsas en el congelador para diferentes días y si vienen mis chicos y me roban una bolsa, yo tan feliz, les soluciono una cena, aún recuero cuando yo era jovencita y estaba súper liada con los peques y venía mi mama a casa y me traía un taper con croquetas, que feliz me hacía madrecita mejor que cualquier regalo, ahora soy yo la que les doy a mis chicos, el tiempo pasa y si yo les puedo ayudar genial.
En ésta ocasión las he preparado de bacalao unas pocas y bacalao con espárragos trigueros otras, para diferentes ocasiones.
La masa es la misma, sólo que a unas les añado unos pocos trigueros rehogados en trocitos. 
Os explico como yo las preparo.

Ingredientes:

OPCIÓN Nº 1
170 Gr. Bacalao Desalado previamente.
50 Gr. de Espárragos limpios de tallos.
1 Puerro ó 1 Cebolla.
100 Gr. harina Normal.
2 C/S  Aceite de Oliva de 0'4º.
40 Gr. Mantequilla.
750 Ml. Leche Desnatada Caliente.
Para el Rebozado:
2 ó 3 huevos Tamaño L.
Pan Rallado Integral, lo que se necesite.
Abundante Aceite de Oliva de 0'4 para freírlas.
OPCIÓN Nº 2 
220 Gr. Bacalao.
El resto de los Ingredientes lo mismo.
Solo que la leche un poco más 800 Ml, al no llevar trigueros, está menos jugosa.


Preparación:

Yo he utilizado bacalao comprado con sal y desalado en agua, cambiándola cada 8 horas, hasta que está en su punto, dependiendo del grosor necesitamos de 24 a 48 horas, para que esté en su punto.
Si compramos el tamaño desmigado, en trocito en 24 horas está listo, en el súper también nos venden un poco más caro, ya bacalao previamente desalado.
No sirve el que venden en la pescadería fresco, ese tipo es más para hacer al horno y es bastante insípido, aunque a mi ese tipo no me gusta nada, hay quien lo utiliza, si a vosotros os gusta, seguir vuestro criterio, pero os aseguro que el resultado es muy distinto.
Tanto si compramos  el bacalao para desalar como ya desalado, se deja escurrir y si se secan ambos con papel de cocina bien seco.
Los espárragos se tronchan quitando los tallos posteriores, se lavan, se secan a su vez, y se pican trocitos pequeños.
El bacalao se desmenuza y se procura que no quede ninguna espina.
Se lava la cebolla o el puerro bien se seca y se pica.
En una sartén pochamos el puerro o cebolla y los trigueros con pizca de sal.
Se añade el último el bacalao, se rehoga todo y apartamos.
En la misma sartén se pone 40 Gr. de Mantequilla y se funde y agregamos la harina, se rehoga y se forma lo que se llama una roux, se baja el fuego al mínimo y se va mezclando.
Mientras introducimos en el microondas en una jarra o cuenco la leche a calentar.
Lo que tarda en calentarse bien la leche, es lo que se tarda en mezclar la roux, a la mezcla se le añade el sofrito de bacalao con espárragos y demás, o sólo, según el elegido, se mezcla y se le añade de golpe la leche caliente, dejando una pizca por  si acaso, nos pasamos, removemos y mezclamos suavemente con unas varillas, poco a poco vemos que va espesando, se añade sal, pero con moderación, recordar el bacalao, suele ser fuerte, mezclamos bien y vamos comprobando que la masa quede bien formada.
¿Como sabemos que está lista?
Mirar la foto de más abajo, con el mismo batidor, se hace un surco, si la masa no se junta inmediatamente, está en su punto.
Se vuelca la masa en una fuente y esperamos a que esté tibia, luego se tapa con papel film, para que no se haga costra.
Cuando está fría, se guarda en el frigorífico mínimo 6 horas.
A mi me gusta hacer la masa un día dejarla toda la noche asentándose y formarlas al día siguiente.
Para formar la masa:
Preparamos 2 platos o cuencos en uno se pone el pan rallado y en otro los huevos.
Yo el pan lo quise añadir integral, triture con un molinillo eléctrico tostadas integrales, esto es un truco, por si un día os quedáis sin pan rallado. 
En el plato o cuenco se ponen un par de huevos bien batidos, si es necesario y nos quedamos sin ellos, se añade posteriormente otro, yo utilicé 3, aunque luego sobró, pero con 2 unidades no tenía para todas.
Con la ayuda de 2 cucharas se toman porciones de la masa y pasando de una cuchara a la otra, se da forma a la croqueta, hacemos unas cuantas unidades y la pasamos por el huevo batido y posteriormente por el pan rallado, luego con la ayuda de las manos, las terminamos de formar, si son redondas, se giran entre la palma de la mano de forma cóncava, un poco al final, después del rebozado. 
Vamos haciendo pequeñas tandas y se dejan en un plato o bandeja, yo como hago varias las pongo en bandeja, las tapo con papel y las llevo al congelador, cuando están totalmente congeladas, las voy metiendo de 12 en 12 en bolsas, poniendo fecha y nombre.
Por supuesto dejo unas pocas para la cena de esa noche.
Como podéis ver la diferencia de las croquetas que tienen espárragos con las que no, es sólo un poco más de leche.
Para freírlas: Yo desde hace unos 3 años he tomado la costumbre de freírlas en un cazo pequeño ¿Motivos? Consumo menos aceite, pero las cubro mejor con el, las voy friendo de 5 en 5 por ejemplo.
Cuando las sacamos del aceite, se ponen sobre papel de cocina, para que absorba el aceite sobrante.
Con una ensalada, es una cena deliciosa, para diferentes días.
y como entrante o aperitivo es un acierto si tenemos invitados.
A disfrutarlas.