lunes, 9 de julio de 2018

CARRILLADAS O CARRILLERAS AL VINO TINTO


CARRILLADAS O CARRILLERAS

 AL VINO TINTO

Las carrilladas que he utilizado han sido de cerdo, me parecen mas suaves de sabor, aunque como siempre os explico, seguir vuestros gustos, el vino con el que se cocinen es importante, no vale un tinto de brick, hay buenos vinos que son económicos, yo he utilizado un cariñena, que está genial de sabor y de precio.
El calado que se añade después de dorar la carne, ha sido uno de verduras y pollos, que tenía, sabéis los que me seguís, que siempre tengo en el congelador, si se les añade agua, del grifo, el sabor es diferente, hay quien les añade una pastilla de caldo de avecrem, más de lo mismo ¡Yo las odio¡ No las he comprado en mi vida, de recién casada mi marido las compró, las probé y las rechacé.
Las verduras elegidas para pochar y saltear previamente la carne son un poco opcionales, ya que luego todo se pasa por un chino, como cualquier buen guiso, la paciencia a la hora de pocharlas es fundamental.
La carne se  sella vuelta y vuelta, tal cual, yo no la paso por harina, no es necesario.
Yo cocino, para cuidarnos, por lo cual, me gustan que mis platos estén ricos, sabrosos, pero con la menor grasa posible y cuanto más naturales mejor y no me enrollo más y os la explico.
¡Ah esta receta se la dedico a @unplatoparati ¡ Espero que la puedas preparar, que tiene cuenta en Instagram con recetas a tener en cuenta.

Ingredientes:

650 Gr. de Carrilladas o Carrilleras.
1 Pimiento Rojo.
1 Pimiento Verde.
1 zanahoria.
1 Cebolla.
3 Dientes de Ajo. 
1 hoja de laurel.
2 C/P de pimentón Dulce de la Vera.
1 C/P de Cúrcuma.
3 ó 4 C/S de AOVE.
Sal al gusto.
2 Tomates Maduros. 
250 Ml. de Vino Tinto Cariñena.
750 Ml de Caldo de Verduras y pollo.
1 Nuez de Mantequilla.

Preparación:

Lo primero lavamos las verduras, se pelan y se trocean.
En una sartén onda, cacerola o cocotte, ponemos un par de cucharadas de buen aceite y se rehogan y pochan todas las verduras a fuego lento, menos el tomate, si se necesita más aceite añadir una cucharada más, dependiendo de lo onda que sea nuestra cuchara, así será, cuando están todas pochadas se añade el tomate pelado en trozos, ponemos pizca de sal y se rehoga bien, se sube el fuego y se añaden los medallones de carrillada, que previamente le habremos añadido la sal, a fuego medio fuerte sellamos la carne por ambos lados, retiramos un poco del fuego y se añaden las 2 cucharaditas de pimentón y de cúrcuma y se rehoga bien todo, se añade una hora de laurel partida y volvemos a poner al fuego y se cubre con los 250 ml. de vino tinto, se sube el fuego un poco, para que evapore el alcohol.
Cuando ha evaporado un poco, es el momento de cubrirlo con el caldo de verduras, yo añado un par de vasos y cuando rompe a cocer lo bajo y lo dejo a fuego lento a la hora se mira se mueve y da la vuelta y se le va añadiendo otros vaso de caldo.
Yo la tuve cociendo a fuego lento cerca de 3 horas, tiene que estar muy tierna y la salsa tiene que reducir bastante, pero cubrir ligeramente la carne.
Cuando vemos que está cocinada a nuestro gusto, se saca la carne a un plato y se pasan las verduras por un chino o colador, para triturar bien y quitar pieles pimiento.
Se vuelven a poner las verduras en la cacerola o sartén y se añade una nuez de mantequilla, se mezcla bien, y se añade nuestra carne, dándole vueltas sobre la salsa reducida, para naparla bien.
Se deja a fuego mínimo 10 minutos más, si se consume excesivamente el concentrado de salsa, añadir un poco más de caldo.
Yo las acompaño con un arroz blanco, con pasas y nueces, que en otras ocasiones, lo acompaño de alcachofa, os dejo el enlace Arroz Hindú con Alcachofas, por si os apetece hacerlo, la mezcla en boca de ambas recetas, es deliciosa.