domingo, 8 de julio de 2018

PALMA DE MALLORCA 2018



















MALLORCA 2018

 

Hace más de 1 mes que no publico en el blog y  este año hemos tenido que  adelantar nuestras vacaciones.
Nuestra hija está embarazada y vamos a ser por primera vez abuelos al mes que viene, con lo cual, no podíamos irnos en las fechas previstas de otros años, pues queremos estar en Madrid con ella y participar en tan increíble momento.
Si a eso le sumamos que hemos estado de obras en nuestro pequeño apartamento, que vamos a tener para días de ocio  y algún fin de semana y otros acontecimientos que se han ido agregando, el blog ha estado desatendido totalmente.
He cocinado sí, diferentes platos, les he tomado fotografías, pero no he encontrado el tiempo o las ganas, para ponerme a escribir.
Hoy quiero contaros aquí, algunos de los recorridos que hemos realizado en Mallorca, hemos alquilado un coche para 10 días y la hemos recorrido de Norte a Sur y de Este a Oeste.
Nuestra intención en las vacaciones, es conocer la zona donde viajamos, es por ello que hay días que los utilizamos para visitar distintas calas y otros para visitar pueblos del interior que tienen una historia que contar.
Nos gusta probar los distintos platos  de la gastronomía del lugar y creo que es por todos bien sabido, que en zonas de la costa de Mallorca, no se come bien o eso se dice, que para comer platos tradicionales, tenemos que visitar el interior de la isla y sí lo hemos echo.
Hemos visitado el pueblo de Artá y el pueblo de Capdepera y su bonito castillo y en una de sus plazas degustamos unos caracoles increíbles.
Otro recorrimos las calles de Valldemossa y visitamos su Cartuja, donde nos ofrecieron un pequeño concierto, allí también se encuentra la celda de Chopin.
A la hora de comer entre los platos elegidos, nos sorprendió por su sencillez y sabor el Tumbet Mallorquín.
Aunque se supone que en Palma no se come bien, tenemos que decir que el día que visitamos la playa del Puerto de Pollenca, en pleno paseo comimos en un restaurante que se denomina Brisa Marina, un arroz negro ciego, que era para llorar, de rico, con su alioli.
Otro de los días que dedicamos a visitar las Cuevas del Drach y las Cuevas de Hans, nos fuimos a comer al Porto Cristo y allí en el puerto en el restaurante El Pato, nos ofrecieron pescaitos fritos deliciosos y unos calamarcitos, que nos supieron a gloria.
Decidimos dedicar unos días cultura otros playa, pero siempre buscando donde comer rico.
No podíamos estar en Palma y no visitar su catedral, su castillo de Bellver y su museo, a la hora de comer, buscamos el restaurante Forn de Sant Joan, que tenía muy buenas críticas, allí comimos, de entrante, coca de higos, con cebolla confitada y fresas y frito de pulpo, como principal Dorada confitada con cherrys y ajos tiernos y Coucous de Cordero con puré de menta, el postre una sorpresa, el Tatín de mango con cardamomo y helado y el queso Brossat con gelatina de naranja. 
En la playa de Ciudad Jardín, en el restaurante Calacanta y en pleno paseo, comimos una paella de Marisco deliciosa.
Si se va a Palma de Mallorca se tiene que visitar Sa Calobra y Torrent de Paréis, paraje únicos, con aguas cristalinas.
Nos gustó mucho el puerto de Soller, donde cogimos un barco con una hora de recorrido, para visitar Sa Calobra, había 2 opciones, o un recorrido mortal en coche con curvas, aunque con vistas preciosas o en barco desde Soller, decidimos el barco, el recorrido ideal, allí cuando llegas a Sa Calobra, que es una cala en miniatura y llena de piedras, te encuentras carteles con indicaciones para   hacer un recorrido a pie por un túnel que atraviesa la montaña y se llega a Torrent de Paréis, el recorrido perfectmente asfaltado e indicado, cuando sales del túnel te encuentras una cala pequeña y preciosa de pequeñas piedras y rodeada de montañas, donde descansar y bañarse unas horas, al ser Junio fue un relax, luego regreso al mini puerto y al barco nuevamente, para regresar a Soller.
Unas vistas que son muy bonitas y aconsejables, son el faro de Cala Sant Vicenc, hay que subir por una carretera con curvas, pero es segura.
Por supuesto que visitamos, el Arenal y Magaluf, entre otras playas y calas, pero al tener unos días tan ocupados, encestaría mucho tiempo para escribir y esto no es un blog de viajes, si alguno, quiere hacerme una pregunta, de modo particular, le informaré.
Nuestro viaje al ser en Junio lo hemos disfrutado, porqué teníamos claro, que no es un lugar para ir en otras fechas, cuando estuviera muy saturada la isla.
Ahora es tiempo de retomar el quehacer diario y enseñaros nuevos platos cocinados en casa.