martes, 18 de septiembre de 2018

ROSQUIILAS DE NATA FRITAS



ROSQUILLAS DE NATA 

FRITAS

Esta es la segunda receta de rosquillas fritas que publico en mi blog, la primera la realicé con una receta de mi abuela Ricarda, la encontré escrita con letra de mi padre y estaban tomadas las medidas con cascarones de huevo, en su momento, tuve que pesar y trasladar las medidas a gramos para poder  prepararla, pero fue toda una experiencia hacerlo y  un recuerdo increíble de ambos, lo que quedo plasmado en mi pagina.
En ésta ocasión he querido preparar unas rosquillas que colgó en la red @leny_en_la_cocina, una colega  con perfil en  Instagram y siguiendo siempre mi política de respeto os doy su nombre, por si queréis mirar su bio, tiene recetas muy interesantes, estas rosquillas están realizadas con  nata de la de 35% materia grasa, la que se utiliza para montar.
Yo he modificado un poco las medidas, por qué quise hacer más cantidad y al añadir un huevo más, todo varía, eso sí fui pesando la harina, para que os cuadre la receta, lo más posible.
Luego como no podía ser de otra manera, cuándo las tuve listas, hice fotos y las colgué en Instagram provocando a hijos, amigos y seguidores, a través de la red, me salieron peticiones de adopción, con el fin de poder probar unas cuantas, de las pequeñas maravillas.
Os explico el proceso.  

Ingredientes:

2 Huevos tamaño L.
180 Gr. de azúcar Blanca.
16 Gr. Un Sobre de Levadura de Repostería.
1 Brick de Nata al 35% Materia Grasa.
50 Ml. Licor de Anís. 
560 Gr. de Harina de Trigo.
Aceite de Oliva de 0'4 Para Freír, el que se necesite.
Azúcar Blanca para envolverlas la necesaria. 


Preparación:

Comenzamos batiendo los huevos con el azúcar y a continuación se añaden todos los ingredientes, en el mismo orden, que los he puesto más arriba, yo he necesitado 560 Gr. de harina, que se va añadiendo poco a poco a la masa, hasta que queda una masa, consistente y que se despegue del bol y que no pega en las manos, pero como cada harina es distinta, puede variar algo, en algunos casos, pero muy poco.
Yo he mezclado todo con la amasadora y luego ya en el último momento lo he volcado y he amasado en la encimera ¿Cuando está en su punto? Cuando la podemos utilizar como si fuera una plastilina.
Yo hago un rulo largo y voy cortando pequeñas porciones, las froto entre mis manos hago un bastón y pego una punta con la otra, hasta conseguir una rosquilla,
Tengo la precaución, de untar un poco de aceite en la encimera y voy dejando encima las rosquillas, lo hago para que no se queden pegadas y poder cogerlas fácilmente y luego poder freírlas.
Antes de Freír se prepara: Un plato hondo para ir sacándolas del aceite caliente, otro plato con azúcar para poder envolverlas  y una fuente donde dejarlas ya rebozadas.
Para freír las rosquillas, se pone una sartén  no muy grande con aceite abundante, ¡No quiero decir hasta los bordes¡ Y recomiendo freírlas a temperatura medía, para que se doren suavemente y se frían bien por dentro, dorar por ambas caras de la rosquilla.
Cuando están doradas se van sacando a un plato y se añaden otras al aceite.
Mientras se va haciendo una tanda, se van envolviendo en azúcar la tanda anterior y se van poniendo en la fuente que tenemos preparada.
Así sucesivamente, cuando se va consumiendo el aceite, se va añadiendo un poco más.
Yo tengo ya experiencia y voy formando, friendo y envolviendo en azúcar simultáneamente, pero recomiendo tener varias tandas formadas, antes de comenzar a freír.
Cuando están ya frías las rosquillas recomiendo guardarlas en latas de galletas, para conservarlas y no se pongan duras.
Aviso son un vicio, ¿Engordan? claro todo lo que no sea verdura y plancha te hace coger peso, comerlas con moderación.
Yo cuando las preparo, me tomo un par de ellas al día, bien  para desayunar, sobremesa o merienda y  listo.