miércoles, 31 de octubre de 2018

RATATOUILLE

RATATOUILLE

Una receta de lo más sana, versátil y bonita, un conjunto de hortalizas asadas al horno y dispuestas de cientos de maneras, de lo más vistosas, dan nombre a la singular receta Francesa, que es conocida en todo el mundo, no por el chef que la creó, si no por la película que lleva su nombre y para más señas un ratón o ratona, fue la que la hizo famosa, entre niños y mayores.
La ratatouille podríamos decir que tiene un parecido casi idéntico a nuestro pisto, la gran diferencia, es la forma de presentarla y ala hora de cocinarla, en lugar se sofreír todas las hortalizas, se hornean.
Hay infinidad de versiones, se pueden varias el tipo de hortalizas, pero todas ellas llevan un mínimo de 4 hortalizas, una salsa de tomate y diferentes especies.
El tiempo que se tarda en prepararla, varía si nos dedicamos a cortar todas las verduras a mano o lo hacemos con un robot o mandolina y si queremos perder más o menos tiempo en su presentación, para sorprender a nuestros invitados.
Yo en ésta ocasión las he preparado de forma muy sencilla, para mostrar que sin ningún aparato y de forma rápida, se puede comer un plato muy rico, vistoso y sano.
Tomar nota.

Ingredientes: 

1 Berenjena.
2 Tomates Rojos.
1 Calabacín. 
1 pimiento Rojo.
1 Cebolla Morada.
Salsa de Tomate Casera.
Sal.
Orégano.
Hierbas Provenzales (opcional).
3 C/S Aceite de Oliva Virgen.

Preparación:

Dependiendo de los comensales y del tamaño de la fuente, duplicaremos las cantidades.
Se lavan y secan todas las verduras y se parten del mismo tamaño o grosor y se ponen en una fuente alternando una de cada, intentando que quede un color atractivo por ejemplo rodaja de tomate, entre calabacín y berenjena y pimiento rojo entre berenjena y cebolla morada.
Se añade sal a las hortalizas, antes de colocarlas.
La forma que queda más bonita es haciendo la la presentación en espiral y si queremos lucirnos es la ideal.
Pero yo las he colocado en fila, tenía mucha prisa y era un plato de acompañamiento de otros más complicados, el día que la he preparado.
La salsa de tomate la podemos poner en la base de la fuente y se colocan encima todas las verduras alternadas, o se puede añadir por encima, sobre éstas una vez las tenemos colocadas.
De las dos maneras queda muy rico el plato.
Cambio según el tipo de salsa de tomate que pongamos, yo os pongo el enlace a mi receta de  Salsa de Tomate, para que sigáis la que os parezca mejor, de las distintas opciones.
Se añaden las especies elegidas, se riega con un chorretón de Aove y se introduce en el horno en la posición central, calor arriba y abajo unos 30 minutos, depende del horno, pinchar y comprobar que está en su punto.
Lo podemos tomar como entrante ó como acompañamiento de una carne, pollo ó pescado. 

 




martes, 30 de octubre de 2018

RISOTTO DE CALABAZA Y LANGOSTINOS

RISOTTO DE CALABAZA

Y LANGOSTINOS 

Dado que había comprado una calabaza bastante hermosa y que después de preparar un Bundt Cake, me había sobrado bastante, me pasé la semana pasada realizando recetas con este maravilloso ingrediente.
Quiero contaros algo de mi niñez, mis abuelos los 4 eran de un pueblo de Toledo, Escalona del Alberche y se dedicaban a la agricultura. Mi abuelo materno, tenía un prado inmenso lleno de calabazas, pero éstas eran gigantes y cuándo digo gigantes, me refiero que algunas de ellas se necesitaban más de un hombre para subirlas a los carros, para llevarlas a vender.
Yo esto lo veía cuando ibamos los veranos y mis tíos ayudaban a su padre en la recolección y digo mis tíos por qué mis padres el campo solo para pasar un día comiendo en familia y basta.
Pues queréis creer, que nunca en casa de mis abuelos comimos calabaza.
Nunca llegue a saber donde las exportaban, mis recuerdos están  muy lejanos ya, pero la próxima vez que visite alguno de mis tíos que son ya muy mayores se lo preguntaré para resolver mi incógnita, a mis padres no puedo preguntarles, ya se marcharon, espero a un mundo mejor.
Es ahora cuando tenemos tantas recetas con calabaza, cuando afloran mis recuerdos de la infancia.
Yo he preparado un delicioso risotto, es la primera vez, que le añado éste ingredientes y sinceramente, nos ha encantado.
Al mezclarlo con los langostinos, se convierte en un  plato, muy completo. 
Tomar Nota.

Ingredientes:

Para 2 Personas:
12 Langostinos.
1 Cebolla.
1 Puerro.
150 Gr. de Calabaza Limpia ó una rodaja.
1 Vaso de Arroz.
1 Trozo de Queso Manchego. 
2 C/P de Mantequilla.
Sal Al Gusto.
2 ó 3 C/S de Aceite de Oliva Virgen.
Fumet el necesario. 


Preparación: 

Se Pelan los langostinos se lavan y se reservan cabezas y pieles.
Se limpia, lava y seca la cebolla, puerro y calabaza.
En una Cacerola, se pocha la cebolla y la parte blanca del puerro, en trocitos muy pequeños, Añadimos la calabaza en trozos más grandes, se rehoga todo, a continuación se añaden los langostinos y pizca de sal sobre todo ello, una vez sellados los langostinos, los apartamos  a un plato, para añadirlos en el último momento.
En la misma cacerola añadimos las cabezas de los langostinos se rehogan y se aplastan, para sacar el jugo del coral.
Cuando está todo rehogado se aparta del fuego la cacerola unos minutos.
Mientras vamos a preparar un Fumet rápido.
Ponemos 1 cucharada de aceite y rehogamos la parte trasera del puerro en trozos, se añaden las cabezas que tenemos en la cacerola apartada y las pieles, que teníamos reservadas, se rehoga todo y se riega con brandy, subimos el fuego, dejamos evaporar un poco el alcohol y se añaden 3 ó 4 vasos de agua y sal al gusto y se deja cocer a fuego vivo, unos diez minutos. 
Pasados los 10 minutos, volvemos a poner al fuego la cacerola apartada con el sofrito y se añade un vaso de arroz se rehoga todo y se va añadiendo cazo a cazo de fumet, previamente colado, removiendo constantemente, no se añade ningún cazo más hasta que no se haya consumido el anterior.
Si el arroz es bueno entre 20 y 25 minutos estará listo, cuando vemos que el arroz está a nuestro gusto, añadimos los langostinos que tenemos apartados y mezclamos.
Y una vez fuera del fuego se añaden un par de cucharaditas de mantequilla y bastante queso rallado.
¿Que cantidad? A vuestro gusto, yo tampoco le pongo en exceso, que no queremos que se pierdan los demás matices de sabores.
Se mezcla suavemente y se deja reposar unos pocos minutos, mientras ponemos la mesa.
Yo éste plato me gusta prepararlo para cenar, pero por supuesto, podemos tomarlo en cualquier momento, ¡Es delicioso¡ 

 



lunes, 29 de octubre de 2018

CREMA DE CALABAZA

CREMA DE CALABAZA

Salimos a la calle y todas las aceras y los parques están llenas de hojas de cientos de colores, el ambiente ha cambiado, la humedad se ha instalado entre nosotros y los días son más cortos, pero los matices que pincelan mi ciudad y los parques por donde paseo, son increíbles, soy una enamorada del otoño, me chifla de verdad, solo me apetece leer junto a la estufa, envuelta en una manta, si, si habéis hoy bien, yo tengo calefacción individual de gas natural, pero aún así me he comprado una estufa antigua de esas de que parecen de leña, que da la sensación, de que acabas de añadir un leño al fuego y yo más feliz que una perdiz, miro a través de la ventana, los mil colores del atardecer y para entrar en calor, para la cena que bien nos viene una crema de calabaza casera y es tan sencilla, lo más difícil es pelarla, pero ya tenemos varios súper , que nos la traen en trozos envasada al vacío.
Revisando el Índice de mis recetas, me doy cuenta que aún no he colgado ninguna receta salada con calabaza y si me pregunto el motivo, lo ignoro, son tantas las recetas, que quiero publicar, que hay ocasiones, que las más sencillas, se nos escapan.
Ésta crema es deliciosa y muy nutritiva, congela bien y ahora en ésta época nos sienta de maravilla, como primer plato para una cena, o por supuesto para una comida, tomar nota.

Ingredientes:

400 Gr. de Calabaza limpia.
2 Puerros.
1 Cebolla.
1 Zanahoria.
1 Trocito de Jengibre fresco o Molido (Opcional). 
Sal.
2 ó 3 C/S de Aceite de Oliva Virgen. .
Agua la Necesaria.
Leche Desnatada al gusto. 

Preparación:

Si compramos la calabaza entera lo más difícil es pelarla, tiene una piel dura, pero si se compra una pieza, tenemos con ella para varias recetas y el precio es más económico y pelada se puede congelar.
Si se compra pelada y envasada al vacío es más cara, pero adelantamos tiempo, pues la utilizamos en el momento.
Dependiendo del tamaño o de la cantidad de crema que queramos hacer añadiremos una unidad o dos de todos los demás ingredientes.
Se lavan bien los puerros ¡Cuidado abrir en tres partes por la parte trasera, tienen mucha tierra.
Una vez lavados y secos todos los ingredientes, se trocean y se rehogan en 1 cucharada o dos de aceite de oliva, se añade sal al gusto de los comensales, yo suelo rehogar  una cantidad, sacarla a un plato y añadir la siguientes y así poco a poco, pero se puede hacer todo a la vez, si se va con mucha prisa.
Cuando está todo rehogado se cubre de agua y se pone a hervir, cuando rompe a hervir se le añade 1 buen chorro de leche y se deja cociendo a fuego lento unos 45 minutos.
Se aparta del fuego y se tritura con la minipimer o similar,
Si queda espeso, se le añade un poco más de agua y leche con cuidado, hasta conseguir la textura, que más nos guste, se vuelve a batir y se pone al fuego muy lento, para que no quede agarrado al fondo, y se deja cociendo unos cinco minutos más suavemente, se rectifica de sal y se sirve muy caliente.
Como decoración en las soperitas o platos se añaden unas pipas de calabaza, o lo que más apetezca.
La crema nos aguanta en el frigo 3 ó 4 días, también congela bien. 
Disfrutarla mucho. 

 

martes, 23 de octubre de 2018

CLAFOUTIS DE CIRUELA CLAUDIA

CLAFOUTIS 

DE 

CIRUELA CLAUDIA

Si yo como anécdota comienzo explicándo, que pensaba preparar una mermelada y terminé preparando una clafoutis, seguro que todos pensarán, pues si que ha cambiado de opinión y estilo, pero no fue por gusto os la aseguro.
Si a continuación  os comento que compré 3 kilos de ciruelas, las dejo en agua fría para lavarlas y las comienzo a partir y están un 70 por ciento de ellas malas, ya seguro que me comprenderéis ¿Que se os hubiera ocurrido a vosotros hacer? Además  de enfadaros, disgustaros, mosquearos y engancharos un disgusto importante. ¡Pues eso hice yo¡  pensar alguna receta que no había publicado aún para dar salida a las ciruelas que quedaban ya partidas.
Esta tarta de estilo francés, es muy sencilla de preparar, lo más lento es partir las ciruelas y quitarles el hueso.
La mezcla que se le añade es bastante líquida, es muy parecida a la de los crepes y  por eso aconsejo poner en la base del molde papel de horno. Tenía guardada la receta desde hace tiempo en la aplicación de Pinterest y la receta que he seguido es de  cakes a medida Clafoutis de Ciruelas  justo es nombrarla, ella siguió la receta de un cocinero francés de renombre internacional, y la receta que él  explicaba era con cerezas, en lugar de con ciruelas, os dejo el enlace de tan sabio maestro, como es Pierre Hermé, es conocido en el mundo por sus famosos macarons, que dicen ser únicos.
En ésta receta yo he cambiado el tipo de harina, yo he utilizado la integral, en lugar de 4 huevos he puesto 3 y he añadido unas semillas de chía, ya sabemos todos, las manías que tenemos los que cocinamos, que aunque sigamos como guía una receta, luego la llevamos a nuestro estilo.
Pero dese aquí, gracias al maestro y a mi compañera bloguera.
Yo abajo os indico los pasos que he seguido.

Ingredientes:

400 Gr. de Ciruelas Limpias.
3 Huevos tamaño L.
120 Gr. de Azúcar.
160 Gr. de Harina de Trigo Integral.
Pizca de Sal.
1 C/P de Levadura de Repostería.
400 Ml. de Leche Desnatada.
3 C/P de Semillas de Chía.  

 

Preparación: 

Lo primero que hacemos es lavar bien las ciruelas, partirlas por la mitad y quitarlas el hueso y las dejamos macerando con 2 ó 3 cucharadas de azúcar unos 30 minutos, dependiendo de lo grande que sean las ciruelas las dejamos por la mitad o las troceamos una vez más al centro, las mías unas por la mitad y otras en cuatro cuartos.
Se pesa la harina y el azúcar y se mezcla en un bol y se añade la pizca de sal y la cucharadita de levadura.
Por otro lado se baten bien los huevos y se añaden a la mezcla de la harina, poco a poco y por último añadimos la leche.
Queda una mezcla como os dije anteriormente bastante líquida.
Vamos precalentando el horno a 200º calor arriba y abajo. 
A continuación cogemos un molde y se forra con papel de horno.  
En el molde vamos poniendo las ciruelas con la piel para abajo y  cubrimos toda la base de forma uniforme.
Se añade la mezcla de nuestra masa por encima de las ciruelas, suavemente, para que no se muevan.
Y volvemos a poner por encima otras pocas ciruelas, pero en ésta ocasión, lo hacemos al contrario, las ponemos con la piel hacía arriba, para que queden cóncavas y quede más bonita, si os gustan las semillas de chía como a mí añadir por encima de la clafoutis, no le da ningún sabor y son un alimento maravilloso, quedándonos una tarta de color precioso al dorarse.
Se introduce el molde al horno, en la parte central, se baja la temperatura y se programa 25 minutos. 
Mi tarta la tuve  35 minutos en total, cada horno es totalmente diferente, ya sabemos, pinchar y comprobar.
El sabor es ríquísimo y el color precioso.
Quedaréis genial en casa con ésta receta, os lo aseguro.    
                                                              
 


 



                 

PINCHOS MORUNOS CON VERDURAS

PINCHOS MORUNOS 

CON VERDURAS

Llevo todo el mes sin publicar nada, en el blog, lo que he cocinado, lo he colgado en Instagram, es tan rápido, haces un par de fotos unos comentarios y listo lo compartes con el mundo, aquí, es diferente, se necesita bastante más tiempo.
No he tenido tiempo os lo garantizo.
Haciendo referencia al libro  de auto ayuda en alcanzar el éxito, Aquí huele a queso o has sido Tú, donde el individuo siempre busca un culpable para no llegar a la meta, o endilgarle el muerto a otro, os diré que la culpa la tiene mi marido, si porque a cogido 10 días de vacaciones de otoño/invierno y claro nos hemos ido a Escalona a descansar, creo que os he comentado en alguna entrada, que, ahora tenemos un pequeño apartamento de herencia familiar en el pueblo de Escalona, bañado por el río Alberche, Toledo y cuándo podemos nos escapamos allí a desconectar, y nunca mejor dicho, pero allí el que cocina más es mi marido, que coge la plancha y todo lo pasa por ella os lo prometo y claro  ¡Hemos estado muy ocupados lo juro¡ Bueno ahora en serio este mes para mi está siendo complicado, tengo pruebas médicas y otros asuntos que resolver y son importantes, poco a poco os iré publicando algún plato o dulce nuevo que he cocinado y voy a ver si me pongo al día.
Estos pinchos los compre en la carnicería del supermercado AhorraMás, el carnicero suele tenerlos ya adobados, y compro las unidades, que necesito y luego en casa los monto con las verduras, que a mi me apetecen o bien tengo en esos momentos en el frigo, esos han sido de los más sencillos con pimiento verde y tomatitos cherrys, en otras ocasiones, con champiñón, calabacín, etc.

Ingredientes:

4 Brochetas  de pincho Moruno Adobadas. 
1 Pimiento Verde.
18 Tomatitos Cherry.

Preparación:

Al comprar las Brochetas adobadas, adelantamos un paso importante.
Lavamos y secamos el pimiento y los tomates.
Y vamos intercalando entre cada trozo de carne un trozo de pimiento o la verdura elegida y un tomatito.
Al hacer esto de 4 brochetas nos saldrán 6 o más unidades, yo siempre tengo pinchos demás en casa, pero también las hay  de madera para ensartarlas, si se utiliza un pincho de madera ¡Recordar dejarlos en agua 10 minutos previamente¡ ¿Por qué se hace esto? Imagino que ya lo sabéis, pero como nadir nace sabiendo, os lo explico, esto se hace, para que los pinchos de madera no se quemen en el horno.
Se ponen las brochetas sobre el papel de hornear y si se quiere se pincelan con un poco salsa de soja y Aove, que les da un punto muy rico.
Se enciende el horno a 200º y cuando está caliente se introducen en la bandeja central calor arriba y abajo.
El tiempo es muy variable, depende de la cantidad de brochetas que vayamos a hornear.
Yo las mías las pongo 15 minutos a fuego alto y luego las bajo a 180º, cuando están doradas se dan la vuelta con cuidado y se sacan del horno están doradas por ambos lados.
Consejo, poner el termostato cada 15 minutos e ir valorando si están bien asadas.
Las mis tardaron unos 45 minutos. 
Las podemos acompañar de arroz blanco o una ensalada de brotes.
Yo este plato lo suelo poner como cena.
Disfrutarlas mucho.