martes, 23 de octubre de 2018

CLAFOUTIS DE CIRUELA CLAUDIA

CLAFOUTIS 

DE 

CIRUELA CLAUDIA

Si yo como anécdota comienzo explicándo, que pensaba preparar una mermelada y terminé preparando una clafoutis, seguro que todos pensarán, pues si que ha cambiado de opinión y estilo, pero no fue por gusto os la aseguro.
Si a continuación  os comento que compré 3 kilos de ciruelas, las dejo en agua fría para lavarlas y las comienzo a partir y están un 70 por ciento de ellas malas, ya seguro que me comprenderéis ¿Que se os hubiera ocurrido a vosotros hacer? Además  de enfadaros, disgustaros, mosquearos y engancharos un disgusto importante. ¡Pues eso hice yo¡  pensar alguna receta que no había publicado aún para dar salida a las ciruelas que quedaban ya partidas.
Esta tarta de estilo francés, es muy sencilla de preparar, lo más lento es partir las ciruelas y quitarles el hueso.
La mezcla que se le añade es bastante líquida, es muy parecida a la de los crepes y  por eso aconsejo poner en la base del molde papel de horno. Tenía guardada la receta desde hace tiempo en la aplicación de Pinterest y la receta que he seguido es de  cakes a medida Clafoutis de Ciruelas  justo es nombrarla, ella siguió la receta de un cocinero francés de renombre internacional, y la receta que él  explicaba era con cerezas, en lugar de con ciruelas, os dejo el enlace de tan sabio maestro, como es Pierre Hermé, es conocido en el mundo por sus famosos macarons, que dicen ser únicos.
En ésta receta yo he cambiado el tipo de harina, yo he utilizado la integral, en lugar de 4 huevos he puesto 3 y he añadido unas semillas de chía, ya sabemos todos, las manías que tenemos los que cocinamos, que aunque sigamos como guía una receta, luego la llevamos a nuestro estilo.
Pero dese aquí, gracias al maestro y a mi compañera bloguera.
Yo abajo os indico los pasos que he seguido.

Ingredientes:

400 Gr. de Ciruelas Limpias.
3 Huevos tamaño L.
120 Gr. de Azúcar.
160 Gr. de Harina de Trigo Integral.
Pizca de Sal.
1 C/P de Levadura de Repostería.
400 Ml. de Leche Desnatada.
3 C/P de Semillas de Chía.  

 

Preparación: 

Lo primero que hacemos es lavar bien las ciruelas, partirlas por la mitad y quitarlas el hueso y las dejamos macerando con 2 ó 3 cucharadas de azúcar unos 30 minutos, dependiendo de lo grande que sean las ciruelas las dejamos por la mitad o las troceamos una vez más al centro, las mías unas por la mitad y otras en cuatro cuartos.
Se pesa la harina y el azúcar y se mezcla en un bol y se añade la pizca de sal y la cucharadita de levadura.
Por otro lado se baten bien los huevos y se añaden a la mezcla de la harina, poco a poco y por último añadimos la leche.
Queda una mezcla como os dije anteriormente bastante líquida.
Vamos precalentando el horno a 200º calor arriba y abajo. 
A continuación cogemos un molde y se forra con papel de horno.  
En el molde vamos poniendo las ciruelas con la piel para abajo y  cubrimos toda la base de forma uniforme.
Se añade la mezcla de nuestra masa por encima de las ciruelas, suavemente, para que no se muevan.
Y volvemos a poner por encima otras pocas ciruelas, pero en ésta ocasión, lo hacemos al contrario, las ponemos con la piel hacía arriba, para que queden cóncavas y quede más bonita, si os gustan las semillas de chía como a mí añadir por encima de la clafoutis, no le da ningún sabor y son un alimento maravilloso, quedándonos una tarta de color precioso al dorarse.
Se introduce el molde al horno, en la parte central, se baja la temperatura y se programa 25 minutos. 
Mi tarta la tuve  35 minutos en total, cada horno es totalmente diferente, ya sabemos, pinchar y comprobar.
El sabor es ríquísimo y el color precioso.
Quedaréis genial en casa con ésta receta, os lo aseguro.