martes, 30 de octubre de 2018

RISOTTO DE CALABAZA Y LANGOSTINOS

RISOTTO DE CALABAZA

Y LANGOSTINOS 

Dado que había comprado una calabaza bastante hermosa y que después de preparar un Bundt Cake, me había sobrado bastante, me pasé la semana pasada realizando recetas con este maravilloso ingrediente.
Quiero contaros algo de mi niñez, mis abuelos los 4 eran de un pueblo de Toledo, Escalona del Alberche y se dedicaban a la agricultura. Mi abuelo materno, tenía un prado inmenso lleno de calabazas, pero éstas eran gigantes y cuándo digo gigantes, me refiero que algunas de ellas se necesitaban más de un hombre para subirlas a los carros, para llevarlas a vender.
Yo esto lo veía cuando ibamos los veranos y mis tíos ayudaban a su padre en la recolección y digo mis tíos por qué mis padres el campo solo para pasar un día comiendo en familia y basta.
Pues queréis creer, que nunca en casa de mis abuelos comimos calabaza.
Nunca llegue a saber donde las exportaban, mis recuerdos están  muy lejanos ya, pero la próxima vez que visite alguno de mis tíos que son ya muy mayores se lo preguntaré para resolver mi incógnita, a mis padres no puedo preguntarles, ya se marcharon, espero a un mundo mejor.
Es ahora cuando tenemos tantas recetas con calabaza, cuando afloran mis recuerdos de la infancia.
Yo he preparado un delicioso risotto, es la primera vez, que le añado éste ingredientes y sinceramente, nos ha encantado.
Al mezclarlo con los langostinos, se convierte en un  plato, muy completo. 
Tomar Nota.

Ingredientes:

Para 2 Personas:
12 Langostinos.
1 Cebolla.
1 Puerro.
150 Gr. de Calabaza Limpia ó una rodaja.
1 Vaso de Arroz.
1 Trozo de Queso Manchego. 
2 C/P de Mantequilla.
Sal Al Gusto.
2 ó 3 C/S de Aceite de Oliva Virgen.
Fumet el necesario. 


Preparación: 

Se Pelan los langostinos se lavan y se reservan cabezas y pieles.
Se limpia, lava y seca la cebolla, puerro y calabaza.
En una Cacerola, se pocha la cebolla y la parte blanca del puerro, en trocitos muy pequeños, Añadimos la calabaza en trozos más grandes, se rehoga todo, a continuación se añaden los langostinos y pizca de sal sobre todo ello, una vez sellados los langostinos, los apartamos  a un plato, para añadirlos en el último momento.
En la misma cacerola añadimos las cabezas de los langostinos se rehogan y se aplastan, para sacar el jugo del coral.
Cuando está todo rehogado se aparta del fuego la cacerola unos minutos.
Mientras vamos a preparar un Fumet rápido.
Ponemos 1 cucharada de aceite y rehogamos la parte trasera del puerro en trozos, se añaden las cabezas que tenemos en la cacerola apartada y las pieles, que teníamos reservadas, se rehoga todo y se riega con brandy, subimos el fuego, dejamos evaporar un poco el alcohol y se añaden 3 ó 4 vasos de agua y sal al gusto y se deja cocer a fuego vivo, unos diez minutos. 
Pasados los 10 minutos, volvemos a poner al fuego la cacerola apartada con el sofrito y se añade un vaso de arroz se rehoga todo y se va añadiendo cazo a cazo de fumet, previamente colado, removiendo constantemente, no se añade ningún cazo más hasta que no se haya consumido el anterior.
Si el arroz es bueno entre 20 y 25 minutos estará listo, cuando vemos que el arroz está a nuestro gusto, añadimos los langostinos que tenemos apartados y mezclamos.
Y una vez fuera del fuego se añaden un par de cucharaditas de mantequilla y bastante queso rallado.
¿Que cantidad? A vuestro gusto, yo tampoco le pongo en exceso, que no queremos que se pierdan los demás matices de sabores.
Se mezcla suavemente y se deja reposar unos pocos minutos, mientras ponemos la mesa.
Yo éste plato me gusta prepararlo para cenar, pero por supuesto, podemos tomarlo en cualquier momento, ¡Es delicioso¡