jueves, 29 de noviembre de 2018

BROCHETAS DE LANGOSTINOS Y PIÑA NATURAL

BROCHETAS DE LANGOSTINOS

 Y

 PIÑA NATURAL

Ahora en breve tenemos las Fiestas Navideñas y son muchos los días de celebraciones con familia y amigos, estas brochetas, pueden ser una buena opción como entrante, tanto en una comida como en una cena, eso sí la piña natural, no la de bote, la podemos tener limpia y cortada con antelación en el frigo.
Abajo en la preparación os cuento ideas de como presentarlas de forma mucho más bonita y festiva. 
Los langostinos tienen que ser de los frescos con piel y luego congelarlos para seguridad, si se compran las bolsas de gambas ya congeladas y limpias, al descongelarlas, se quedan en nada y no luce en la brocheta. 
Vamos a por los ingredientes.

Ingredientes:

Las cantidades son orientativas, depende de los comensales
250 Gr. de Langostinos.
1 Rodaja o dos  de Piña.
Sal al gusto.
Aove para dorarlas.
Ajo.
Pinchos de Brocheta de Madera.
Opcional:
Salsa de Soja y Miel. 
Sésamo.

Preparación:

Yo los langostinos los compro frescos y los congelo algunas veces y otras compro una caja de los frescos ya congelados.
El día que vamos a preparar las brochetas, tanto unos como otros, se dejan descongelar y una vez pelados se pasan bajo el grifo a continuación se secan con papel cocina y  se reservan. 
La piña la pelamos la rodaja o rodajas que vamos a necesitar dependiendo de la cantidad de brochetas que vamos a preparar, se quita la parte central del tronco y se hacen los trozos al gusto de cada uno.
La piña se puede tener preparada un par de horas antes, se dora por ambos lados a la plancha en una sartén, en 1 cucharada de aceite de oliva, se aparta a un plato y se tapa con film transparente.
Los langostinos si se puede, se pasan por la sartén vuelta y vuelta con pizca de sal y un poco de ajo rallado, hasta dorarlos, unos minutos antes de llevarlos a la mesa. 
Las brochetas se intercalan langostinos y piña, tantas unidades como se quieran.
Si nos gustan las brochetas con salsa, podemos preparar una pequeña salsera o cuenco con salsa de soja y miel ó mostaza y así cada comensal decide como tomarlas.
A la hora de la presentación, podemos hacerlo de diferentes formas: En una bandeja rectangular.
En la misma piña, utilizando esta como base cortada por la mitad y con sus hojas y clavando la brochetas alrededor de ella.
En plato cuadrado representando un reloj, en el centro cogollo de la piña con hojas, o una salserita con la soja y la miel y alrededor las brochetas marcando las horas, imaginación al poder.
El sésamo es otra opción a tener en cuenta tanto de una forma o de otra.
Si las tenemos que tener preparadas con algo de tiempo, siempre se pueden calentar un minuto en el microondas.
Disfrutarlas mucho.