lunes, 19 de noviembre de 2018

MUG CAKE DE CALABAZA O BIZCOCHO A LA TAZA

MUG  CAKE DE CALABAZA

O

BIZCOCHO A LA TAZA 

Definitivamente no tengo perdón ¡Cuanto daño nos está haciendo Instagram a las Blogueras¡ Y paradójicamente ¡Cuanto le tenemos que agradecer¡ Si no estás en una de las  redes más conocida no eres nadie y cuando una servidora, comprueba día a día la cantidad de seguidores, que voy ganado y que motiva enormemente, pues sucede lo que viene sucediendo, que es tan rápido colgar unas fotos, hacer unos comentarios y compartir, que el blog parece, como si ahora, fuese ese libro, que siempre decimos que vamos a escribir un día y vamos retrasando.
Pero si hasta últimamente escribo las recetas en mis publicaciones, por supuesto las que son cortas y sencillas y ocupan poco, las demás por supuesto las redirijo aquí.
El Mug Cake, para mi tiene una parte buena y otra distinta, que es el tiempo de consumo del bizcocho.
Cuando tenemos un antojo de dulce y tenemos pereza de ponernos a preparar un bizcocho, o simplemente estamos solos y es para uno mismo y listo, o para nuestra pareja o amiga.
Este bizcocho pequeño, no os engañéis es grande, dependiendo de lo tragones que seáis. 
Yo me preparo, lo vuelco y lo parto en tres veces, me como una parte y el resto lo congelo dentro de una bolsa con cierre.
Cuando otro día me apetece, lo saco y lo pongo en descongelación en el micro unos segundos, o lo que se necesite, poco a poco comprobar.
Por este motivo os explico, que este bizcocho si no lo comemos en el momento que se enfría, luego queda gomoso y correoso como una suela.
No es un bizcocho al uso, de los que hacemos para solucionar toda la semana desayunos o meriendas.
¡Pero que rico está¡ De verdad, si tenéis antojo en 5 minutos lo tenemos listo.
En ésta ocasión he tardado 4 minutos, por que lo he preparado para rizar el rizo con calabaza.
Que ya tenía pelada y troceada en el frigo.
Solo he tenido que meter unos trocito en el micro y cocerla.
Ahora os explico en la preparación.
¡Y si os apetece ¡ ¡También podemos decorarlo¡

Ingredientes:

1 Huevo Tamaño M.
2 C/S de Azúcar Morena ó Blanca.
1 C/S de Aceite de Oliva  de 0'4º ó el que os guste. 
1 C/S de Leche Desnatada.
2 C/S de Calabaza Cocida.
4 C/S de Copos de Avena Molidos ó Harina Integral.
Pizca de Sal.
1/2 C/P de levadura de Repostería.
Opcional Especies:
1/2  C/P de Canela.
1/2 C/P de Jengibre.
1/2 C/P de Nuez Moscada.

Preparación:

Lo primero que hacemos es cocer la calabaza, yo la troceo y la introduzco en un plato tapada con film transparente, previamente humedecida.
El tiempo 2 a 4 minutos, depende de la potencia de vuestro microondas, comprobar y volver a poner.
Tiene que quedar blanda para poder triturarla con un tenedor.
Si al sacarla tiene agua, tenemos que escurrirla bien.
Me mezclan todos los ingredientes en un pequeño bol con ayuda de un tenedor o minipimer y luego lo volcamos en la taza elegida.
Yo tengo esa costumbre, hay quien lo mezcla todo en la misma taza, eso ya a vuestro gusto, a mí me resulta más cómodo así.
El orden de los ingredientes, da exactamente igual.
Yo comienzo mezclando el huevo con el azúcar, pero no es indispensable, las especies a vuestro gusto.
La taza tiene que quedar sin llenar  del todo, para que no rebase al cocer después.
Lo ideal es llenarla una tercera parte.
Al introducirla en el microondas la ponemos en el borde nunca en el centro y con el asa hacia un lado.
Lo ponemos 1 minutos, paramos y giramos la taza completamente, para ponerla con el asa al contrario.
Esto se hace para que suba de manera uniforme, se programa otro minuto y a partir de aquí vamos comprobando cada pocos segundos, podemos abrir el micro las veces necesarias.
Mi microondas es tan potente, que cada 15 segundos tengo que parar, esperar unos segundos y volver a ponerlo otros segundos más así poco a poco, mirando el cristal, cuando veo que esta súper hinchado a punto de derramar paro y espero, no es necesario pinchar, se que se que se derrama y aún no está cocido, cuando vemos que esta de forma uniforme, tocando simplemente con la yema de nuestro dedo, para asegurarnos pinchamos con el palillo, además hay algo que nos indica, que está listo el bizcocho, se despega de las paredes de la taza.
Y todo el proceso no os lleva más de 2 ó 3 minutos, eso si pegados al cristal, para observar y comprobar.
Cuando estamos seguros de que está cocido lo sacamos del micro y esperamos unos 5 minutos para desmoldarlo, se pone boca abajo y cae, si es necesario se pasa una puntilla alrededor.
Si lo vamos a tomar directamente de la taza, esperar unos pocos minutos más hasta que enfríe, suelen ser 10 minutos.
Pero ojo no lo podemos tener preparado por la mañana, para tomarlo por la tarde, si lo hicierais así, estaría ya correoso.
Este bizcochito congela de maravilla.
Yo siempre lo parto y guardo en porciones.
Luego al sacarlo se pone en modo descongelar en el frigo 1 minuto y listo.
Si lo queréis decorar, con un frosting de queso o nata, también queda genial.
Lo que ocurre que yo este bizcocho lo hago, cuando estoy de antojo y no quiero comer exceso de dulce, por ese motivo también añado la avena triturada, que es mas sana.
Probarlo y os gustará mucho os lo aseguro.