viernes, 9 de noviembre de 2018

QUESADA DE CALABAZA O RECICLAR UN DULCE

QUESADA DE CALABAZA

O

 RECICLAR UN DULCE

Este dulce o postre es producto de una reciclaje en toda regla, os lo aseguro, yo compré una calabaza con la intención del día de Halloween preparar para los miso en la sobremesa un  Bund Cake y a pesar de seguir una receta de un renombrado bloguero, el resultado no fue el esperado, al volcar el bund, comprobé que no estaba bien cocido ¿Pero si lo había pinchado? Y había salido seco, pues no fue así se veía tierno, ya sabemos todos los que nos dedicamos a esto, que los tiempos del horno son distintos en cada casa. ¿Os podéis imaginar el disgusto? Muy bonito el Molde, pero no estaba bien, lo volví a introducir al horno 10 minutos más pero aunque se termino de cuajar, a la hora de partirlo en la mesa la consistencia no era la adecuada y yo con un disgusto, que no os podéis imaginar, lo comieron si, pero porque mis chicos son muy agradecidos, yo sabía que no esta bien , cuando sale genial, repiten, no dejan de decir que está divino, pero cuando callan, cuanto duele ese silencio y claro después del disgusto, mi vena combativa se impuso.
Cuando colgué en el Instagram, la foto y comenté lo que me había ocurrido y que tenía pensado hacer algo aprovechándolo, salieron muchos consejos, cada uno daba su opinión, que a casi todos, les había pasado en alguna ocasión, que quien cocina, le suceden estos problemas, vamos que me levantaron el ánimo y ni corta ni perezosa al día siguiente me dije, pues este desaguisado hay que darlo salida y con unos pocos ingredientes más preparé está deliciosa quesada.
Oye que no digo que tengáis que hacer primero un bund cake, desmenuzarlo y con el preparar una quesada, para nada, sólo quiero contaros como salir airosos de un desastre como el que me sucedió a mí.
En mi blog de cocina se explica lo bueno y lo malo, para que aprendamos unos de otros.
Con un pastel o bizcocho estropeado, se puede preparar una quesada o un pudin estupendo, en repostería no se tira nada.
Os digo como lo hice.

Ingredientes:

2 Huevos Tamaño L.
1 Limón Ralladura y Zumo.
500 Ml. de Leche Desnatada.
1 Puñado de Pasas Sultanas. 
4 C/S de Azúcar.

Preparación:

Se baten dos huevos o los que se necesiten, dependiendo del tamaño de los restos de bizcocho el mío, estaba por la mitad, se añade el azúcar y se emulsiona, a continuación añadimos la leche y el zumo y ralladura de limón, por encima desmenuzado el bizcocho culpable del delito o desaguisado, se mezcla bien todo y se añaden un puñadito de pasas y se vuelca en un molde para horno, yo he elegido uno rectangular.
Se introduce en el horno previamente precalentado a 200º calor arriba y abajo, en la bandeja del centro, se baja la temperatura a 180º y horneamos hasta que esté totalmente cuajado.
El mío 50 minutos.
Cuando la quesada está totalmente fría, se guarda en el frigorífico mínimo 8 horas, yo la dejé 24 horas.
Para acompañar esta quesada,  lo hice con ralladura de migas de helado de nata, que tenía en el congelador.
Y ahora sí la quesada estaba para chuparse los dedos y mis chicos me dijeron eso que toda madre le encanta oír ¡Que rica mamá¡ 
 

El Culpable del delito¡