lunes, 24 de junio de 2019

TARTA 3 LECHES PARA EL CUMPLEAÑOS DE ROBERTO


TARTA 3 LECHES

PARA EL 

CUMPLEAÑOS DE 

MI HIJO ROBERTO

Desde que comencé a escribir en éste blog, procuro prepararles una tarta de cumpleaños, a cada miembro de nuestra familia.
Este año ha sido muy complicado, por qué estoy cuidando a los 2 pequeñines de mis hijos.
Quien me iba a decir a mi que mis 2 hijos tendrían su primer bebe el mismo año con sólo 4 meses de diferencia.
Cuando se ha terminado la baja maternal, mi hija, ha comenzado a traerme a su pequeñín, bueno miento ¡Mi yerno¡  Puesto que es el, quien lo deja en mi casa todas las mañanas a las 7.30, llevo desde Enero cuidándolo y ahora es mi nuera quien ha terminado su baja maternal y mi hijo más de lo mismo me deja a su pequeñina a las 7:40.
Con esto quiero deciros, que cuándo le dije a mi hijo que tarta quería éste año para su cumpleaños, me dijo  ¿Mamá como vas a poder prepararla con los 2 bebes?.
Mi respuesta lo intentaré, no me pidas una tarta excesivamente complicada, y como el bizcocho se prepara el día anterior siempre, pues cuando se los llevaron por la tarde, comenzó la tarea, para dejarla semi preparada, para el día siguiente.
El capricho de éste año es ésta tarta 3 leches, os aseguro que yo no la había probado nunca, con lo cual no tengo referencia de sabor, textura y demás.
Para prepararla estuve viendo varias recetas por internet y la que seguí, más o menos, porqué ya sabéis, yo siempre cambio las recetas que sigo es la de una bloguera que no conozco, su nombre es Cupcakelosophy.
El resultado según el cumpleañero que es un autentico gourmet, fue según su palabra, exquisita y  super jugosa.
Le encantó y como ese era el fín yo súper feliz, para que engañaros.
Os explico los pasos a seguir.

 

 

miércoles, 12 de junio de 2019

ESPINACAS CON JAMÓN Y NATA

 ESPINACAS CON 

JAMÓN Y NATA

Yo tengo la costumbre de preparar una verdura, como primer plato y hace unos días, cuándo cociné éstas ricas espinacas, me acordé que hacía tiempo que no cocinaba unas espinacas.
En mi casa siempre tengo 3 tipos de ésta deliciosas verdura, en el frigo frescas en bolsa, para mis ensaladas, en mi despensa en frasco de cristal, para mis potajes y otros platos y en el congelador, un par de paquetes, y éstas son las que utilicé en éstas ocasión.
El jamón serrano en taquitos, también lo guardo en el congelador, así no se estropea y siempre tengo disponible, para lo que necesite.
En mi despensa, suelo tener como fruto seco almendra o piñones, entre otros, me decanté por las almendras.
y por supuesto en mi frigorífico siempre tengo 2 tipos de nata la de montar y la de cocinar, que es la que he utilizado en ésta ocasión.
En lugar de hacer una salsa bechamel, que añadimos además harina, la nata nos da la oportunidad de preparar  más rápido varios platos.
Venga que os cuento como en 15 minutos podemos tener preparado este delicioso plato.

Ingredientes:

2 Raciones o bloques de Espinacas Congeladas. 
1 Paquete de Tacos de Jamón.
1 Brick de nata para Cocinar.
2 ó 3 C/S de Aove.
1 Puñados de Almendras.
Sal al gusto.
Queso Curado Rallado ó para gratinar el que más os guste.  

Preparación:

Se rehogan los taquitos de de jamón en la sartén junto a las almendras que las tostaremos ligeramente y apartamos a un plato. Las espinacas tenemos 2 opciones ó las descongelamos con tiempo ó podemos descongelarlas directamente en la sartén.
Ponemos una cucharada de aceite en la sartén y vamos rehogando las espinacas, si están descongeladas, se rehogan rápidamente, si las añadimos congeladas, se necesitará evidentemente más tiempo y esperar que reduzca el agua que sueltan, antes de añadir un poco mas de aceite para seguir rehogándolas, de ahí el poner 2 ó 3 cucharadas.
Cuando se tienen bien rehogadas, se añaden los tacos de jamón y las almendras, que tenemos reservadas y se mezcla todo y se vuelca sobre ellas la nata de cocinar, se rehoga y se deja reducir a fuego medio, hasta conseguir cremosidad.
Las podemos tomar asi directamente, o hacer como hice yo, volcarlas sobre una fuente, rallar un poco de buen queso y gratinarlas en el horno unos minutos.
Elegir como más os apetezcan, de las dos manera, están deliciosas.
Disfrutarlas mucho.
 



miércoles, 29 de mayo de 2019

MAGDALENAS DE AGUACATE


MAGDALENAS 

DE

 AGUACATE

Me encantan los aguacates y desde hace ya varios años no faltan en mi cocina, si es cierto, que es difícil acertar con la madurez. Hace unos días, salimos a pasear mi marido y yo y encontramos una oferta muy interesante, con lo cual  compramos más unidades, que en otras ocasiones, intentamos coger unos más maduros que otros, pero en 2 días, nos maduraron bastantes unidades y para darlos salida, hice la práctica  de éstas magdalenas.
No tenía claro si me gustarían y la verdad, que quedan muy ricos,
y además se pueden congelar, yo tengo 3 unidades en el congelador, para que cuándo vengan los chicos las prueben.
Todos los dulces que llevan fruta, ahora en verano, tenemos que tener cuidado con ellos, si no se comen en 3 días al congelador y listo, la salud siempre es lo primero.
Os explico como los preparé.

Ingredientes:

2 Huevos  L. 
100 gr. Azúcar.  
25 ml. Aove.
2 Aguacates Medianos.
Zumo de 1/2 Limón.
115 gr. Harina Trigo.
1 Sobre levadura Repostería = 15 gr. 


Preparación:

Se vacían los aguacates con la ayuda de una cuchara, se aplastan con un tenedor en un cuenco o plato y se añade por encima el zumo del medio limón para que no se pongan oscuros, reservar
En un bol y con una batidora se baten los dos huevos hasta duplicar, se añade el azúcar y el aceite, a continuación se añaden los aguacates, se sigue batiendo y por último se añade la harina tamizada, junto con la levadura, se lleva la mezcla al frigorífico unos 30 minutos.
Precalentar el horno arriba y abajo a 180º.
Rellenar las cápsulas sin llegar hasta arriba, y añadir azúcar por encima.
Hornear unos 25 minutos, a partir de los 20 minutos, abrir y pinchar y comprobar.
Una vez horneadas, dejar enfriar sobre rejilla.
Congelan bien.
Espero que os gusten tanto como a mí.   





lunes, 20 de mayo de 2019

BIZCOCHO DE MANZANA Y ZANAHORIA TIPO ALEMÁN

BIZCOCHO DE MANZANA

 Y 

ZANAHORIA TIPO ALEMÁN

Como he tomado por costumbre desde hace ya varios meses, cada cierto tiempo sigo la receta que publica alguna/o Instagramer, con el fin de aprender, valorar y comprobar si funcionan otros tipos de recetas y por supuesto, por qué no soy ninguna chef de profesión, solo una simple aprendiz de cocinera, yo cocino para los míos y aunque tengo algo de imaginación y me gusta innovar, más tarde o más temprano, todos acabamos copiando o siguiendo la receta de otra persona.
En ésta ocasión he seguido la receta que ha publicado mi compañera María de @azafrandehebra, ella como explica en su web, siguió a su vez a otro Instagramer @chocolatisimo, para que todos queden reconocidos, les doy las gracias a ambos.
De este bizcocho existen dos versiones: en una se ralla manzana en el interior de la masa,  y luego se decora con láminas por encima y la otra versión, solo se utilizan las láminas decorativas superiores.
Yo he seguido la primera versión, manzana por ambos lados, dentro y por supuesto fuera.
Vamos con los pasos.

Ingredientes:

3 Huevos Tamaño L.
200 gr. azúcar Morena.
100 gr. Aove.  
100 gr. Queso de Untar al 0%.
Ralladura de Naranja.
200 gr. Harina Trigo Integral.  
1 sobre Levadura Repostería = 16 gr.
1 c/p Canela Molida.
1 c/p Nuez Moscada.
Pizca Sal.
100 gr. Manzana Rallada.
60 gr. Zanahoria rallada.
30 gr. Nueces Troceadas.
Para Decorar: 
1 ó 2 Manzanas cortadas en Láminas.
1/2 Limón "Su zumo".
Azúcar glass. 

Preparación:

Elegimos el molde que vamos a utilizar para hornear y lo pincelamos de aceite y lo espolvoreamos de harina, reservamos.
Rallamos un par de Manzanas y una o dos zanahorias, depende de su tamaño y  reservamos.
Pesamos los ingredientes y tamizamos la harina. 
En un bol grande y con ayuda de minipimer o varillas batimos los huevos hasta duplicar y se añade a continuación, el azúcar, seguimos batiendo y se van añadiendo el resto de ingredientes, el aceite, el queso, la ralladura de naranja, la harina, junto a la levadura, pizca de sal y una cucharadita de cada especie, si nos gustan, por ultimo se añade la manzana y la zanahoria rallada, se mezcla con una espátula, volcamos en el molde que tenemos preparado y añadimos unas nueces troceadas, que con la ayuda de un tenedor, introduciremos ligeramente dentro de  la masa.
Cortamos una manzana o dos las hacemos láminas y añadimos el zumo del limón para que no se pongan oscuras y decoramos todo el bizcocho con ellas. 
Como podéis ver en mi foto a la hora de hornear y subir la masa, ésta a cubierto algunas rodajas de manzana, quedando sólo visibles las del centro, creo que esto a sucedido, por no cubrir la superficie en su totalidad, tenía sólo una manzana pelada y como llevaba prisa, no quise pelar, como se tendría que haber realizado, al comprobar que no quedaba toda la superficie de la masa cubierta.
Os lo comento, para que tengáis, en cuenta el detalle.
Al hornear se hace en  horno ya precalentado  a 180º arriba y abajo unos 45 minutos, comprobar, como siempre os aconsejo, pinchando con una aguja, que salga limpia de masa.
Cuando le sacamos del horno tenemos 2 opciones, pincelarle con mermelada o añadir por encima azúcar glas, que es lo que yo hice. 
Esta delicioso os lo aseguro, tenéis que probarlo sin dudarlo. 

 

sábado, 18 de mayo de 2019

MERMELADA DE NARANJA CON JENGIBRE


MERMELADA

 DE

NARANJA CON JENGIBRE 

 

Me encanta preparar mermelada en casa y en mi marido he encontrado un ayudante genial, a la hora de prepararla, sobre todo cuándo hay que pelar 5 kilos de naranjas o necesito su ayuda a la hora de volcarla en los frascos previamente esterilizados.
Lo mejor de preparar la mermelada en casa, es que llenamos nuestra despensa, para un par de años, yo siempre digo, ya que me lío, me da lo mismo llenar 8 frascos que 15 y por supuesto aprovecho la fruta de temporada.
Ya tengo publicada en el blog la receta, pero en ésta ocasión hemos querido añadirle un punto ligeramente picante, al añadirle un trozo de jengibre, conseguimos un sabor mucho más rico, además al llevar jengibre, es depurativa y nivela los niveles de azúcar y eso que yo intento añadir mucho menos cantidad de ella de lo que muchas recetas aconsejan, sinceramente, no lo creo necesario, añadir lo que indican y hace años, que la hago a ojo más o menos, ya ni lo peso, la pruebo, igual que hago, con un caldo o un guiso y listo.
Os explico ingredientes y pasos y un truco para conseguir que nos quede la mermelada más espesa en pocos minutos.

Ingredientes:

4 Kilos de Naranjas Limpias.
1.500 gr.   Azúcar. 
1 limón "Su zumo".
6 Clavos de Especie.
1 Trozo de Jengibre "Opcional la cantidad".
TRUCO:
7 Hojas de Gelatina Neutra "Opcional".


Preparación:

Lo primero que se hace es preparar los frascos con sus tapas que se vayan a utilizar. 
Se hierven en una cacerola poniendo un paño en el fondo para evitar golpes, tiempo unos 10 minutos es suficiente, sacarlos con cuidado con unas pinzas y ponerlos boca abajo a escurrir sobre un paño limpio en la mesa o encimera.
Las naranjas es pelan, cuidando de no dejar restos de piel blanca y se trocean.
Tener la precaución de pelar un para de ellas con un pelador de patatas, para conseguir una piel súper fina y esta piel sobre una tabla cortar tiras muy finas y reservar.
Las dos naranjas que se pelan de ésta manera, se tienen que volver a pelar a cuchillo para quitar restos de piel blanca.
En una olla alta, se pone a hervir las naranjas troceadas, junto un kilo de azúcar, el zumo de un limón y 7 clavos enteros de especie y las tiritas de piel de naranja que teníamos reservadas, mirar fotos, mas abajo, para ver como se hace.
Primero a temperatura alta y cuando rompe a hervir bajamos el fuego, se remueve continuamente con cuchara de madera ¡Cuidado¡ Salpica y quema, cuando pasan 10 minutos probamos como está de dulce nuestra mermelada y es el momento de ir añadiendo más azúcar, poco a poco.
La cantidad, va a depender, de la calidad de las naranjas y de vuestro gusto, según lo golosos que seamos, necesitaremos más o menos.
¡Ojo¡ Se ponen a hervir sin nada de agua las naranjas, parece que vayan a quemarse, pero tienen mucho zumo y en un par de minutos removiendo comienzan a soltar liquido. 
Cuando llevan unos 20 minutos cociendo es el momento de añadir un trozo de jengibre limpio pelado y rallado, mezclar y remover y a los 5 minutos probar.
La cantidad que se ponga dependerá de cuanto os guste el sabor, ligeramente picante que nos ofrece ésta raíz milagrosa, con cualidades depurativas para nuestro organismo, yo aconsejo la primera vez añadir unos 3 centímetros de grosor y probar.
Hay que quitar los clavos que tenemos dentro de nuestra mermelada, buscando, como si de la búsqueda del tesoro se tratara, moviendo con la cuchara hacia arriba la pulpa y buscándolos.
Hay ocasiones que las naranjas tienen mucho zumo y poca carne, ¿Os habéis equivocado al elegir la variedad? O simplemente no son tan carnosas como deberían y lleváis 40 minutos removiendo, se han desecho casi todas y ¡La mermelada no espesa¡  ¡Tránquilidad¡
El truco que os voy a dar yo lo he utilizado un par de veces, si veo que por más que remuevo la mermelada no espesa y tiene mucho líquido. 
Cojo 7 láminas o hojas de gelatina neutra las pongo en una jarra con agua fría 5 minutos para hidratarlas y luego las escurro bien y las añado a mi mermelada, remuevo y mezclo durante cinco minutos más y listo, apago el fuego y aparto y dejo reposar 10 minutos.
Si habéis utilizado el truco de la gelatina, espesa cuando pasan varias horas, nunca en el momento y por supuesto más al llevar el frasco que se vaya a utilizar al frigorífico.
Voy dando la vuelta los tarros de cristal y estando mi mermelada aún caliente, los voy rellenando hasta el borde, se enrosca bien la tapa y se van dejando boca abajo en un paño.
Cuando tenemos todos los frascos llenos los tapamos  para que no les de la luz y se dejan reposando boca abajo, para que se haga bien el vacío mínimo 8 horas, yo los dejo toda la noche y algo más.
Al día siguiente se dan la vuelta, si hay que limpiar algún tarro se hace con cuidado y se etiquetan.
¡No hace falta volver a hervirlos, cuando los tenemos llenos¡
Llevo haciendo mermelada 6 años y os puedo asegurar que tengo en mi despensa, mermeladas de hace 2 años y está más rica cuando lleva unos meses preparada.
Se conservan en despensa cerrada, cuando la abrimos si que hay que guardarla en el frigo y una vez abierta nos puede durar hasta 2 semanas en él, aunque yo tengo la precaución de utilizar frascos pequeños. 
Esta mermelada además de para nuestras tostadas, la podemos utilizar para rellenos de tartas, canapés, vinagretas, un sin fin de utilidades.
Disfrutarla mucho. 

                                                                                               




martes, 14 de mayo de 2019

ARROZ CON LECHE CON AZÚCAR QUEMADA

ARROZ CON LECHE

CON AZÚCAR QUEMADA

Si os gusta la crema catalana como postre, el arroz con leche presentándolo con una capa de azúcar quemada os va a encantar, yo lo hago con un soplete, los venden ya en todos los súper y son económicos, si no se tiene soplete, con pala o ya me pilláis, no conozco otros métodos de hacerlo.
Yo preparo el arroz con leche con la leche desnatada, que es la que tenemos en casa, soy consciente que está más rico aún con la leche entera, pero desde que el médico le aconsejó a mi marido hace un año que tomara ésta, en casa no entra otra.
La receta que hoy os voy a dar, es para prepararlo de una forma mucho más rápida y evitar que el arroz se nos pegue en la olla, también tengo en el blog, otro arroz con leche  delicioso y con el cual apenas se trabaja, aquí os dejo el enlace  Arroz con Leche Cocido al Horno.
Os cuento los pasos del que nos ocupa ahora.

Ingredientes:

1 Vaso y 1/2 de Arroz Redondo.
1.250 ml. de Leche Desnatada.
Cascara de Naranja Seca.
Cascara de Limón Seca.
Canela en Rama.
Canela Molida "opcional"
Azúcar Blanca al gusto.
Miel pura al gusto.

Preparación:

Yo siempre tengo piel de naranja y de limón seca guardada en un frasco de cristal,  para hacerlo la lavo bien y la seco al sol o en la calefacción en invierno, sobre papel de cocina.
Si no tenéis pieles secas, pelar una naranja y un limón cuidando de no llevaros la parte blanca que amarga y utilizarla fresca.
Las cantidades totalmente al gusto, Cogemos una cacerola grande donde vayamos a preparar el arroz con leche y  se añade un  palito de canela y las pieles de la naranja y el limón, lo llevamos a cocer a fuego muy lento, para que emulsionen los sabores y  apagar y reservar.
El arroz se lava bajo el grifo para quitar el almidón y se pone a cocer en otra cacerola con agua, unos 15 minutos.
Cuando esta semicocido se cuela y se deja escurrir bien, el agua.
Se añade a la leche que tenemos emulsionada y se pone al fuego medio bajo a cocer, añadiendo miel y azúcar al gusto.
Que conseguimos al hacerlo en dos cacerolas distintas, que no tengamos que estar mucho tiempo moviendo y evitamos que se agarre en el fondo la leche, como se ha cocinado unos minutos antes en el agua, el proceso se acorta.
Si disponemos de más tiempo y tenemos una cacerola antiadherente por supuesto podemos cocer el arroz directamente en la leche, pero eso si añadiendo el azúcar y la miel  al final.  
Cuando está en su punto, apartamos del fuego y dejamos entibiar y a continuación se vuelca en los vasitos, fuentes, o envases que hayamos elegido.
Se guarda en el frigorífico, cuando ya está frío, tapado, para que no coja sabores, ni olores, con tapa o con film transparente.
podemos presentarlo con canela molida, como siempre se suele hacer o hacerlo como os aconsejo, con una capa de azucar quemada crujiente, tipo crema catalana.
Si elegís esta última, antes de llevarlo a la mesa es cuando se añade una capa de azúcar por encima y se quema con el soplete.    
El crujiente de arriba, junto con la cremosidad, le dan un sabor delicioso. 



 

lunes, 13 de mayo de 2019

TORRIJAS A LA MIEL 2019

TORRIJAS  A LA MIEL 2019

¿Vosotros sois de los que hacéis torrijas sólo en Semana Santa? Cuando toda la red nos inunda de fotos por doquier?
Yo en éste año las hemos comido mucho más tarde, ciertamente las torrijas las comemos cuando nos apetecen ¡Vamos¡ Cuando a mi me da el punto y me digo vamos a liarnos un rato en la cocina, por que claro ya que nos ponemos y digo ponemos, pues me busco de cómplice a mi marido para que las vaya cortando todas igualitas y luego se encargue de ir friéndolas en la sartén, pues como os decía, ya que te lías se hacen en cantidad, nosotros 3 fuentes a lo grande y que remedio, mi nuera me roba una fuente, como una posesa, la encantan y es decirla que las termino de preparar y a los 10 minutos tengo a mi hijo llamando a la puerta, para mimar a su mujercita y ¡Ya sabéis todos que a las nueras tenemos que tenerlas contentas¡ 
La miel que  hemos utilizado ha sido pura, mi hermano me la regala, pues tiene un amigo que tiene un panal y de vez en cuando me guarda un kilo de miel increíble.
Las cantidades son todas opcionales, depende de las cantidades de ellas que se vayan a preparar.

Ingredientes:

2 Barras de pan de Torrijas del día anterior.
2 Litros de Leche.
6 Huevos.
300 Gr. de Azúcar.
3 Ramas de Canela.
3 C/P de Canela Molida.
Cascara de Naranja.
Cascara de Limón.
Miel Natural 8 Cucharadas.
Aceite de Oliva de 0'4º. 
 

Preparación:

Lo primero se pone la leche con unas tiras de cascara de naranja y limón y una rama de canela a calentar esto lo podemos hacer al fuego en la vitro, o en el microondas.
Cuando esta semicociendo se vuelca en un recipiente y se añade azúcar y miel al gusto, yo cada 1/2 litro que preparaba, le añadía 2 cucharadas soperas de Miel y 3 de Azúcar, ir probando y dejarlo a vuestro gusto.  
Yo os aconsejo ir añadiendo poco a poco las cantidades,  tanto la leche, como los huevos o el aceite más tarde para freír, Pues en ningún momento tenemos la certeza de las cantidades que vamos a utilizar.  
Pasos:
- Se parte el pan en rodajas, del tamaño que más os gusten.
- Se prepara un plato o fuente con un par de huevos batidos.
- Un plato al lado para dejar las torrijas empapadas en leche.
- Otro plato donde sacarlas una vez fritas en la sartén. 
- Una sartén honda con abundante aceite de oliva suave.
- A continuación otro plato o fuente con azúcar y un poco de canela, para envolverlas al sacarlas de la sartén. 
- Y la fuente donde las dejamos una vez envueltas en su azúcar y donde se van a presentar.
El pan partido se introduce en la leche y se le da la vuelta en ella para que se humedezca bien.
A continuación se van sacando las rebanadas a un plato e introducimos otras, esto lo hacemos para ir poco a poco y tener siempre unas ya embebidas en la leche.
Luego se rebozan bien en el huevo y se fríen en abundante aceite por ambas partes.
Una vez doradas las sacamos a un plato limpio.
Cuando están un poco tibias, se envuelven en el plato que tenemos preparado con el azúcar y la canela y las pasamos a una fuente.
Estos pasos los repetimos continuamente y vamos calentando más leche emulsionada, batiendo dos huevos más y reponiendo el azúcar de envolverlas.
A nosotros nos encantan recién preparadas con su azúcar crujiente, al día siguiente evidentemente el azúcar se convierte en almíbar.
¿Que como estaban? 
¡De vicio os lo aseguro¡