miércoles, 31 de julio de 2019

MACARRONES CON CARNE PICADA

 MACARRONES 

CON 

CARNE PICADA

Estaba merendando la semana pasada con una antigua compañera de trabajo y me hizo una pregunta muy curiosa.
¿Me preguntó, niña tú en tu casa, no cocinas platos normales, de los de toda la vida? 
¡Yo me la quedo mirando y la contesto por supuesto¡ En casa se come de todo.
¡Y ella, me dice no me malinterpretes¡ Que todo lo que publicas me encanta, pero yo en mi casa no preparo un pesto para los espaguetis, ni una salsa carbonara autentica como tú.
Y hablando y hablando llegue a la conclusión, de que tenía razón en una cosa, que cuándo tenemos un blog, nos da por publicar, recetas más complejas, recetas con las salsas originales, investigar cientos de variantes y olvidamos publicar las recetas de toda la vida, las clásicas de todas las casas.
Damos por hecho que todo el mundo sabe prepararlas y no aportamos nada nuevo, pero si, mis queridos seguidores, en nuestra casa también comemos macarrones, con carne, con chorizo, los de toda la vida y ésta es mi sencilla aportación. 

Ingredientes:

Para 2 Personas.
200 gr. de Macarrones.
Sal al gusto.
Orégano al gusto.
Queso Curado Rallado.
2 C/P Aove.
150 Gr. Carne de Ternera Picada .
Opcional:
1 Trozo de Chorizo.

Salsa de Tomate:
1 Bote de Tomate Natural Triturado de 750 gr.
1 Cebolla.
1 Diente de Ajo.
Azúcar al gusto.
Sal al gusto.
2 ó 3 C/S Aove. 

Preparación: 

Lo primero que yo preparo es una rica salsa de tomate.
Tengo 3 maneras de prepararla, dependiendo del tiempo que tenga hago una u otra.
La más repetida en casa es la siguiente: Compro bote de tomate natural triturado grande creo que son de 750 gr. 
Y en una cacerola honda pongo 3 cucharadas de aceite y pocho un ajo rallado y una cebolla, cuando está bien pochado añado el bote de tomate y para corregir la acidez le pongo 2 cucharadas de azúcar, cuando rompe a hervir bajo el fuego, remuevo bien y añado 1 cuchara de sal rasa, mezclo y cocino a fuego lento unos 10 minutos, hasta que reduce y pierde el agua y queda una salsa espesa, reservamos.
Si los macarrones los preparo con carne picada,  rehogo ésta, en una sartén con sal y pimienta, si además añado chorizo, lo rehogo antes.
La pasta sigo las instrucciones del fabricante, cada marca aconseja unos tiempos.
Yo la pongo a hervir en agua abundante, sólo con sal, cuándo está en su punto, la escurro y nunca la lavo bajo el grifo.
Le añado la carne y el chorizo y la salsa de tomate y la mezclo bien, me gusta añadir orégano  y un buen queso, que yo rallo en el momento.
Se mezcla bien todo, se lleva a una fuente de horno y se cubre nuevamente de queso, gratinándolo unos minutos y se disfruta acompañados de un buen vino o cervecita. 





VERDINAS CON LANGOSTINOS


 VERDINAS

 CON

 LANGOSTINOS

No solo de gazpachos y salmorejos debemos alimentarnos en verano, las legumbres deben ser parte de nuestro menú semanal, yo en verano las añado a mis ensaladas continuamente, sus vitaminas son necesarias, pero cada 15 días en casa nos apetece un plato de cuchara caliente, por mucho verano que sea.
las verdinas es una legumbre muy fina en el paladar, seguro que en muchas casas no la conocen, yo os puedo decir que es la primera vez que la traigo a mi casa, es muy parecida a la alubia blanca, solo que su color es verde suave y de textura más fina, el precio es más alto eso si que tengo de decíroslo, pero para dos personas, yo compré 1/4 de kilo y salieron 3 platos, las acompañe de langostinos, para que el plato fuera más rico aún, si se puede. 
La alubia verdina es originaria de Llanes, Asturias, según información en la red la trajeron desde Francia hace un par de siglos, también se cultiva por la zona de león, dado a la gran demanda gastronómica, son varias regiones las que están comenzando a cultivarlas y todas ellas, dicen ser las originales.
Yo las he comprado secas, con lo cual las tuve que dejar en remojo la noche anterior, pero creo que existen también las verdinas frescas, tipo haba, que se cocina directamente, yo el tratamiento que la he dado ha sido el mismo que a cualquier alubia, sólo el tiempo de cocción es distinto en una olla normal, en 1 hora estaban tiernas.
Os explico.

Ingredientes:

250 Gr. de Alubia Verdina. 
8 Langostinos Frescos.
1 Hoja de Laurel.
1 Cebolla pequeña. 
2 Dientes de Ajo.
3 C/S de Aove.
1 C/S de Harina.
1 C/P Pimentón de la Vera.
Sal al gusto.

Preparación:

La noche anterior se lavan las verdinas bajo el grifo y se ponen en remojo en agua fría toda la noche, con agua que las cubra totalmente y 3 dedos más, por si crecen de tamaño.
A la mañana siguiente se ponen a cocer en la misma cacerola y con la misma agua, añadiendo la hoja de laurel y los ajos, a fuego medio, cuando rompen a hervir, si sueltan espuma, se quita, se tapan y  se baja el fuego al mínimo.
En unos 60 minutos estarán cocidas, pero comprobar unos minutos antes por si fueran muy tiernas y se cocieran antes.
En una sartén aparte ponemos el aceite de oliva y pochamos la cebolla, se añaden los langostinos pelados, rehogamos rápidamente, añadimos la cuchara de harina y bajamos el fuego muy lento, se  rehoga un par de minutos, para cocer dicha harina bien, apartamos del fuego y añadimos el pimentón dulce, rehogamos y volcamos todo sobre nuestras verdinas, mezclando con cuidado y cocemos unos 5  minutos a fuego lento.
Servimos acompañadas de un buen pan y a disfrutarlas.




miércoles, 17 de julio de 2019

COSTILLAR A LA MIEL

COSTILLAR A LA MIEL

La receta que os voy a publicar, llevo cocinándola más de 36 años, es sencilla de preparar, solo necesitamos un rico costillar, los acompañamientos, eso a vuestro criterio lo dejo, yo suelo ponerle sobre una cama de patatas y voy cambiando los ingredientes con los que pincelo el costillar, en ésta ocasión, lo  pincelé de miel, pero además llevaba otros tantos más, los asados admiten muchas variantes, yo nunca los hago igual, os puedo decir, que hay ocasiones, que mis chicos me dicen, mamá que rico salió tal plato, a ver si lo repites y yo pienso, dios, que sea uno de los que haya publicado y veo que le puse, para hacerlo igual, por qué sinceramente muchos de ellos y más los asados, los voy cambiando a mi capricho, pensar que lo importante cuándo se cocina es pasárselo bien y poner el corazón en lo que hacemos, el resultado, suele ser siempre muy bueno, revisando mis publicaciones, como hago últimamente, me he dado cuenta, que me faltan por publicar, cantidad de básicos que hago en casa y que por su sencillez, los dejo en el olvido. 
Para que os sirva de guía o referencia, os explico como suelo preparar el mío, a ello.

Ingredientes:

1 Costillar de Cerdo.
2 Patatas.
1 Tomate.
3 C/S Miel.
1 C/S  Salsa de Soja.  
Sal al gusto.  
Romero.
Aove al gusto.
Brandy al gusto o Vino Tinto. 

Preparación:

Lavar el costillar y añadirle la sal, añadirle miel al gusto por ambos lados 2 ó tres cucharadas soperas, ser generosos, si os gusta la soja, añadirle un chorrito de soja por encima, si tenéis hierbas como el romero u otra que os guste añadírsela por encima,
Pelar un par de patatas y lavarlas y ponerlas en rodajas sobre una fuente para horno, añadirles sal, yo también les pongo un poquito de romero, les da un gusto exquisito y unas gotas de buen aceite por encima, también suelo poner un tomate partido por la mitad, en una esquina de la fuente, para que suelte su jugo, luego se pone por encima el costillar  y por último un chorrito de un buen brandy o vino que os guste, no os compliquéis la vida, utilizar lo que tengáis en casa, también admite cerveza, los asados son muy versátiles extenderlos por ambos lados todos, con ayuda de una cuchara, la miel se os quedará pegada, no utilicéis brocha, se añade un chorrito pequeño de aceite por encima y al horno.
La temperatura orientativa sería a 200º calor arriba y abajo 30 minutos, luego se saca el costillar, se le da la vuelta, y se miran como van las patatas a su vez, y se ponen por la otra cara a su vez, se vuelve a añadir brandy y algo más de miel y se deja otros 30 minutos a 180º calor arriba y abajo.
Los tiempos son muy orientativos existen hornos muy potentes y otros que necesitan más calor, pero os puedo asegurar, que por muy pocos cocinillas que seamos, todos sabemos si un asado está dorado, para darlo la vuelta y hacerlo por el otro lado, si a la temperatura elegida cuando lleva 20 minutos, vemos que se dora mucho lo bajamos y listo, ir comprobando y viendo que quede dorado a vuestro gusto.
¡Disfrutarlo mucho¡


viernes, 5 de julio de 2019

HELADO DE LEMON CURD Y NATA


HELADO DE LEMON CURD

Y NATA 

Este helado que os voy a publicar hoy es un autentico ¡Pecado¡ Mira que yo no soy católica practicante, pero es la mejor forma de definirlo. Aunque no seáis mucho de helados, este os va a provocar adición.
No se necesita heladera en absoluto para preparar buenos helados en casa y si soy sincera los primeros que preparé hacer ya 4 años cuando comencé en ésta odisea del blog, los volcaba en un taper, los metía en el congelador y cada 30 minutos, los volvía a sacar, mezclar y remover, según aconsejaban, para que el helado fuera más cremoso y no tuviera cristales, esa era la forma apropiada de hacerlo.
¡Para nada os lo aseguro¡ Es necesario hacer tanto lío, los dos que ya he preparado en lo que llevamos de verano, los he introducido en un taper en el congelador y me he olvidado de ellos hasta el día que mi hija ha venido a casa y la he tentado con él que hoy os voy a mostrar, como prepararlo.
Y claro tuve que escuchar, mamá ¡Te odio¡  ¿Pero por qué preparas este helado tan rico? ¡Que quiero hacer dieta¡ Os juro que me dijo esto y luego se levantó a por un poco más ¡Tengo un Trauma¡ jajaja.
¡Venga que os cuento como provocar polémica familiar¡ 

Ingredientes:

2 brick de 200 gr. de nata para Montar.  
4 C/S Azúcar Blanca ó 3 de Azúcar Glas.
2 C/S Queso Crema  al 0% materia grasa..
PARA LA CREMA LEMON CURD: 
3 Huevos Tamaño L.
250 Gr. Azúcar.
3 Limones su Zumo y Ralladura. 
100 Gr. Mantequilla. 

Preparación:

Os aconsejo comenzar preparando la crema de limón o Lemon Curd, pues se tiene que preparar al baño maría y dejarla enfriar.
Lavar bien los limones, dejarlos secar y rallarlos y reservar la ralladura y a continuación hacer el zumo.

Poner una cacerola con un poco de agua para utilizarla como baño maría.
Buscar un bol que encaje sobre la cacerola que tenemos preparada con el agua.
En el bol batimos los 3 huevos, se añade el zumo de los limones y su ralladura y el azúcar y lo llevamos al baño maría, batiendo sin parar a fuego medio, hasta conseguir una crema espesa, en los últimos minutos, se añade la mantequilla, se mezcla un par de minutos más y listo, retiramos del fuego levantamos el bol de la cacerola ¡ Con cuidado con el vapor abrasa¡ y pasados unos minutos lo tapamos con films transparente sobre la crema, para que no se haga costra, cuando esta totalmente fría la crema, se lleva al frigorífico.
Para montar la nata, yo he utilizado mi amasadora, con el accesorio globo de montar claras y nata, también se puede hacer con una minipimer.
Recordar la nata muy fría y 10 minutos antes, introducirla en el congelador y el accesorio batidor también.
A mi me gusta añadir azúcar glas a la nata, pues se disuelve al momento, pero si no tenéis, sale a su vez muy rica con azúcar normal, solo que hay que añadirla un poco antes, para que mezcle bien.
Yo tengo la costumbre de añadir una cucharada de queso crema al 0% materia grasa, para que mi nata quede más compacta  y sea mas consistente, al no llevar ningún conservante, este método me encanta y tiene mejor sabor al poner 2 paquetes, añado 2 cucharadas.
¡Montar la Nata¡  No tiene ningún misterio si hemos tomado la precauciones de tenerla como os he explicado anteriormente muy fría y el queso igual.
Se bate continuamente hasta que se vea que comienza a montar dependiendo del azúcar que vayamos a utilizar lo añadimos cuando veamos que esta comenzando a montar, o si es glas podemos esperar un poco más de tiempo y ver que esté más consistente, cuando vemos que está ya casi montada, se añaden las cucharadas de queso muy frío, se dan dos golpes de batir hasta mezclar todo y listo ¡Una nata de lujo¡ 
La llevamos al frigorífico hasta que este muy fría tapada.
Tanto la crema de limón como nuestra nata se añade más fácilmente al taper si la guardamos en una manga pastelera en el frigo, y por supuesto se puede hacer con una cuchara, directamente del bol donde se tenga guardada en el frigorífico.
Cuando pasan unas horas buscamos un taper y volcamos el lemon curd en el y la nata por encima, haciendo surcos o como mejor os apetezca, tiene que estar semi mezclado para poder coger una bola o cuchara y probar un poco de ambos.
Lo tapamos lo llevamos al congelador y nos olvidamos de él unas 8 horas mínimo.
Cuando queremos disfrutar de nuestro helado; tenemos que sacarlo del congelador 10 minutos antes, para poder sacar nuestras bolas u cucharadas, servimos lo que nos vamos a comer y volvemos a guardar el resto.
¡En el congelador aguanta mucho tiempo¡ ¡Pero que mentirosa soy¡ ¡Si se lo terminan enseguida¡ Si no queréis quedaros sin el esconder un poquito en otro taper, en la parte mas atrás del congelador ¡Quien avisa¡ No es .......................
Os va a encantar os lo aseguro.