jueves, 28 de noviembre de 2019

PEPITOS DE HOJALDRE DE JAMÓN Y QUESO

PEPITOS DE HOJALDRE

 DE 

JAMÓN Y QUESO

Cuándo preparé estos deliciosos pepitos, lo hice de forma improvisada, tenía una lámina de hojaldre que me caducaba al día siguiente, pero no tenía carne descongelada, registré el frigorífico y me encontré un estupendo jamón york y un buen queso que me parecieron una siguiente buena opción. También miré en el congelador, para buscar pimiento rojo, que siempre tengo en bolsas, yo suelo guardarlo en tiras ya salteado previamente en aceite, para que estuvieran más jugosos prepare un brick pequeño de nata de cocinar, para añadir a la mezcla y el resultado unos pepitos deliciosos.
Es curioso, como hay ocasiones, que sin preparar nada con antelación y con un poco de imaginación, podemos preparar platos muy ricos.
Vamos a cocinar.

Ingredientes:

1 paquete  de Hojaldre Rectangular.
4 Lonchas de jamón York. 
Lascas de un Buen Queso.
Pimiento Verde.
Un Chorretón de Nata para Cocinar.
2 C/S de leche Desnatada.
Gotas de Aceite. 

Preparación:

En ésta ocasión el preparado lo hice en el microondas, rehogue el jamón yorh con unas gotas de aceite, en un plato hondo, lo puse en golpes de 30 segundos, más tarde le añadí, lascas de queso y a continuación el resto.
Tengo por costumbre como os he explicado más arriba, tener en el congelador diferentes tiras de pimiento previamente salteado.
Saqué del congelador unas cuantas tiras, las fui partiendo en trozos y las añadí al plato, rehogue todo y por encima lo fui regando de nata de cocinar, mezclándolo todo, lo tapé simplemente con la tapadera anti salpicaduras y fui poniendo de 15 en 15 segundos hasta que fui observando que la nata espesaba y quedaba una mezcla un poco homogénea, creo que en 3 minutos estaba lista, depende de la potencia del microondas que tengáis, eso si verificando continuamente, luego se deja destapado sobre la encimera, para que se enfríe la mezcla.
Se precalienta el horno a 220º calor arriba y abajo.
El hojaldre se desenrolla y se corta primero en tiras del ancho que más os gusten y luego se hacen rectángulos, elegir pepitos o hacerlos más pequeños, eso elegir  a vuestro gusto.
En mi caso me salieron 6 unidades.
Sobre cada rectángulo se ponen unas lascas de queso nuevamente.
Cuando la mezcla que tenemos reposando, ya está fría, se van poniendo 2 ó 3 cucharadas en el centro de cada rectángulo, se pincelan con leche los bordes y se cierran dejando el pliegue en el centro, juntando bien con las manos, todos los extremos, para que no se salga el relleno ¡Un consejo recordar pinchar con un palillo o punta, varias veces la masa, para que no se hinche  y quede bien horneada¡
Podemos utilizar el papel vegetal que suele venir en los paquetes del hojaldre, si no fuera así, se pone en la bandeja del horno un trozo, que la cubra, se van acomodando los pepitos sobre el papel, quedando el cierre abajo, sobre el papel.
Se pincelan todos ellos con leche.
Y se hornean hasta dorar, bajando a 200º el horno.
Los mios tardaron 20 minutos.
Al sacarlos, dejarlos unos minutos, mientras se pone la mesa, no seáis glotones, que el relleno está ardiendo, pues queda como si fuera  tipo bechamel.
Disfrutarlos mucho. 


 

lunes, 25 de noviembre de 2019

SOPA DE PICADILLO DE POLLO

SOPA DE PICADILLO

 DE POLLO

Aún no ha llegado el invierno, faltan pocos días para que así sea, sin embargo con el frío y la lluvia a todos nos apetece los platos de cuchara.
La sopa de picadillo, podemos tomarla como un  primer plato  caliente, si añadimos poca cantidad de tiras de pollo y verdura junto a unos fideos, pero a su vez, podamos tomarla como plato único para una cena si en el mismo plato ponemos menos caldo y una cantidad generosa de pollo y verdura, vosotros podéis decidir para que momento disfrutarla.
Con el caldo que sacamos de cocer todas las verduras y pollo, tenemos para varias veces tomar un consomé o guardar en el congelador un frasco, para otras ocasiones.
El pollo cocido podemos utilizarlo para preparar ricas croquetas, o bien rellenar una pastela.
Por eso creo que preparar éste puchero, olla o queramos llamarlo, nos puede ayudar atener varios platos solucionados, os cuento como yo lo preparo.

Ingredientes:

2 Pechugas de Pollo.
1 Hueso de Espinazo con sal.
1 punta o 2 de buen Jamón.
1 puerro grande. 
2 Zanahorias.
1 Patata.
1 Rama de Apio.
1 Trozo de Repollo.
Sal al gusto.
Fideos al gusto.

Preparación:

La preparación es de primero de economía domestica, es tan sencillo como poner en una olla todos los ingredientes, bien limpios y lavado a cocer, con bastante agua.
Yo utilizo una olla alta de 5 litros y me gustan las pechugas, pero si en vuestra casa, preferís los contra muslos u otra parte del pollo, hacerlo  así.
Las puntas de jamón me gustan las que llevan hueso y jamón.
El hueso de espinazo, viene cubierto de sal, hay que lavarlo bien bajo el grifo.
Las cantidades de verduras dependerán si lo que buscamos es una sopa y que luego nos quede un caldo para diferentes consomés y demás o si lo que queremos es tomar un día una sopa y otro día un plato con todas las verduras y el pollo regado por un buen aceite, eso lo dejo a vuestro criterio.
Un consejo la sal añadirla cuando rompa a hervir el agua, si sale espuma del caldo con telilla en la superficie, hay que quitarla.
El tiempo de cocción dependerá de lo potente que queramos el sabor, yo hay ocasiones, que en una hora está listo y otras, que pongo primero varias puntas con el pollo a hervir y luego añado todas las verduras, para que estas no se cuezan demasiado, pero el caldo salga más potente.
Si lo que nos apetece es la sopa tal cual de picadillo, sacamos el caldo que necesitemos a otras olla mas chiquita y cocemos en el unos fideos y cuando están cocidos añadimos unas tiras de pollo y unos trozos de todas las verduras y hortalizas elegidas.
Si la sopa la vamos a tomar con plato único para una cena, ser generoso con la verdura y el pollo y añadir menos caldo y fideos.
Disfrutarla mucho, es un plato, rico, sano y que calienta el alma 








miércoles, 20 de noviembre de 2019

BIZCOCHO AL MOSCATEL CON GLASEADO DE LIMÓN

BIZCOCHO AL MOSCATEL

CON GLASEADO DE LIMÓN 

Este  bizcocho es de los más sencillos que se pueden preparar en una casa, en realidad he utilizado la clásica receta que todo el mundo creo que conoce, la receta del 1, 2, 3 de yogur.
Claro que he introducido ciertos cambios o sería mas preciso decir, he añadido más ingredientes, consiguiendo un bizcocho delicioso y único.
Yo siempre comento que con una misma receta hay cientos de variantes, nunca un plato me sale igual, en cada ocasión, añado, quito, o pongo otro ingrediente para conseguir diferentes resultados.
Este bizcocho es un clásico, pero si se le añaden ciertos ingredientes, conseguimos resultados muy distintos y  eso hace que los demás lo valoren y lo aprecien mucho más, además en lugar de añadir un yogur sencillo he añadido uno de estilo griego, que es bastante más cremoso.
También os puedo asegurar que un mismo bizcocho no tiene el mismo sabor si lo batimos todo junto, que si lo hacemos por separado, por ejemplo las yemas de las claras, montando éstas últimas a punto de nieve.
Con esto os quiero decir, que las posibilidades son infinitas, dependiendo del día, de las ganas que tengamos de liarnos en la cocina, del tiempo del que dispongamos, o para que se vaya a utilizar dicho bizcocho, podemos darle un resultado final u otro, contando con la misma receta, no me enrollo más y os explico como he preparado esta delicia.

Ingredientes:

Como Medida Tomamos el Envase del Yogur.
1 Yogur griego de 125 gr.
1 Medida de Aceite de 0'4º.
2 Medidas de Azúcar.
3 Medidas de Harina de Trigo.
Pizca de Sal.
1 Sobre de levadura de Repostería = 16 gr.
3 Huevos Tamaño L.
1 Copa de Moscatel = 80gr.
1 Puñado de Nueces.
1 Puñado de Pasas Sultanas.
Para Decorarlo:
5 C/S de Azúcar Glass. 
2 C/S de Zumo de Limón. 

Preparación:

Lo primero los huevos fuera del frigorífico a temperatura ambiente.
Las pasas se ponen a macerar, dentro de la copa de vino moscatel.
Si vamos con prisa y no tenemos tiempo de hacerlo así introducimos la copa con las pasas dentro del microondas unos segundos, hasta que se calienta el vino, lo sacamos y mientras vamos mezclando todo. 
El molde que se vaya a utilizar, se pincela de aceite y se espolvorea de harina.
Se precalienta el horno a 190º calor arriba y abajo.
Comenzamos vaciando nuestro yogur en un cuenco o vaso, para tener como medida el envase de éste.
En un bol y con ayuda de una batidora cualquiera, se mezcla hasta duplicar los 3 huevos con los dos vasos de azúcar, a continuación se añade el aceite, el yogur y por ultimo la harina, si es tamizada mucho mejor, con la pizca de sal y la levadura, se sacan las pasas del vino y se pasan por una pizca de harina, se añade el vino moscatel y mezclamos.
Se parten unas nueces en trocitos y se pasan por harina, junto a las pasas.
Se vuelca toda la masa en un molde, yo he utilizado uno de silicona con dibujo, por lo tanto a la hora de volcar la masa, se hace solo por un lado y la propia masa, se va rellenando los huecos, ella sola.
Yo tengo la costumbre de añadir la mitad de la masa poner por encima unas cuantas nueces y pasas y volcar el resto de la masa a continuación, poner otras pocas nueces y pasas, bien repartidas.
Lo hago así para que se repartan bien por todo mi bizcocho.
Al  introducirlo  al horno lo coloco sobre la rejilla, en la segunda posición comenzando por abajo, que en mi horno, es la bandeja atraíble.
El tiempo que yo lo tuve fueron 45 minutos.
Pinchar y comprobar, antes de sacarlo. yo suelo dejarlo 5 minutos aún dentro del horno con la puerta semi abierta y la bandeja un poco extraída.
Al sacarlo del horno, se deja enfriar 10 minutos y se desmolda.
Para el glaseado se ponen las 5 cucharadas soperas de azúcar glass en una taza y se va añadiendo zumo de limón hasta conseguir la consistencia deseada, luego se va volcando por encima de nuestro bizcocho, en la forma que más nos parezca.
El glaseado queda también muy rico de naranja, que ahora están en su época y son estupendas y eso sí dejarlo enfriar, antes de partirlo y disfrutarlo tanto como nosotros.