miércoles, 24 de junio de 2020

BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y NARANJA 2 TEXTURAS


BIZCOCHO DE CHOCOLATE

Y

NARANJA - 2  - TEXTURAS

Este bizcocho a simple vista fotográfica, puede parecerse al bizcocho marmolado, pero es distinto, pues tiene 2 texturas diferentes, se realiza bastante rápido y os puedo asegurar que es muy rico, la naranja combina muy bien con el chocolate, os animo a preparar, os garantizo que os va a gustar, y por si acaso, queréis recordar el otro al que os puede recordar, aquí os dejo mi enlace Bizcocho Marmolado con Nueces, así podéis ver diferencias y hornear el que más os guste en cada momento, o puestos a hornear hacer los 2.
Ya se que da pereza encender el horno ahora en verano, yo aconsejo hacerlo a primera hora de la mañana, es un bizcocho que puede utilizarse durante toda la semana y queda muy rico y húmedo si lo conservamos en el frigorífico. Si la opción es conservarlo en la encimera o sobre la mesa, taparlo con film transparente, para que con el calor no se os ponga duro.
También recordaros que congela muy bien, yo el día que lo hice, lo fuí cortando en rebanadas y envolviendo en papel film y lo guarde en el congelador, sólo me dejé para comer una par de días un trozo. Luego el resto lo he estado comiendo cuando me ha apetecido, solo sacarlo del congelador unas horas antes, o directamente, introducir una porción en el microondas y dar la opción descongelar unos segundos, parar, volver a poner unos pocos segundos y en un par de minutos, lo tenemos listo.
Os explico los pasos a seguir.

Ingredientes:

3 Huevos Tamaño L.
150 gr. Azúcar Blanca.
125 gr. Aceite Oliva de 0'4º.
200 ml. Nata para Montar.
300 gr. Harina Trigo Blanca.
1 Sobre Levadura Repostería.
Pizca Sal.
100 gr. Chocolate Para Fundir al 70%.
1 C/S Cacao Valor.
1 Naranja su Zumo y Ralladura.

Preparación:

Fundir el chocolate en trozos en el microondas, en golpes de 15 segundos hasta derretir  y  reservar.
Rallar la cascara de la naranja y mezclar con el azúcar, para aromatizar ésta.
Hacer el zumo y reservar.
Batir los huevos junto con el azúcar hasta duplicar tamaño, añadir a continuación el aceite y la nata y mezclar todo, añadir la harina tamizada con la levadura y envolver suavemente, por último la pizca de sal.
Repartir en 2 boles esta mezcla, la mitad en cada uno.
Precalentar el horno calor arriba y abajo a 180º.
Preparar Molde para hornear, pincelar con mantequilla y espolvorear con cacao.
En uno de los boles añadir el chocolate que teníamos derretido y ya frio, junto a la cucharada de cacao puro valor y mezclar.
En el otro bol, añadir el zumo de naranja y mezclar.
Volcar la mezcla que tenemos con el chocolate y que es la que más peso tiene y es más densa abajo.
Y volcar encima la otra mezcla que hemos preparado con el zumo y que es más líquida y fluida por  arriba, hacerlo suavemente.
Introducir al horno y bajar la temperatura a 170º.
Hornear de 45 a 50 minutos, pinchar y comprobar, como tantas veces os aconsejo.
Y disfrutarlo enormemente como hicimos nosotros.


















sábado, 13 de junio de 2020

PISTO XXL PARA DÍAS DIFICILES DE CONFINAMIENTO EN CASA


PISTO XXL PARA DÍAS DIFÍCILES

DE

CONFINAMIENTO EN CASA

Este pisto fue el primer plato que cociné después de confirmarse por televisión, prensa e internet que teníamos que estar confinados durante mucho tiempo, para evitar contagiarnos del temible virus que decían había llegado a nuestro país.
Mi marido salió a comprar al supermercado con una gran lista, con la indicación mía de comprar varios productos no perecederos y diferentes verduras y hortalizas frescas.
Según me explicó mi marido al regresar, con la compra realizada a casa, el supermercado era un caos, toda la gente con carros llenos, haciendo acopio de viveres, como si fuese a llegar el fin del mundo, y se encontró con varios estantes vacios de ingredientes, con lo cual hubo cosas que no consiguió y de otras, compro un poco más de cantidad.
Las berenjenas, los calabacines y los pimientos rojos, fueron algunas de las hortalizas, que pensó que nos vendría bien tener y compró varias piezas.
Cuándo llegó a casa fui desinfectando todo con alcohol y me entró la incertidumbre de si las hortalizas se podrían estropear al limpiarlas de esas manera.
Moraleja me dio por cocinar varias de ellas en el momento y pensé si preparo un gran pisto, tendremos varios platos distintos ya casi listos para disfrutar.
Con lo cual después de tener cocinado todo el pisto lo fui guardando en diferentes frascos de cristal de distintos tamaños, algunos los dejé en el frigo y otros los guardé en el congelador.
¿Tenéis idea de la cantidad de platos que podemos preparan con un riquísimo pisto?
Lasaña, espaguetis, pisto con bacalao, Huevos rellenos, sofrito de paellas, acompañamientos de albóndigas, os aseguro, que lo fui utilizando en distintos días y aún tengo 4 frascos en el congelador 2 grandes y 2 chiquitos.
Os explico como lo hago yo.

Ingredientes:

2 Calabacines grandes.
2 Berenjenas.
1 Pimiento Rojo Enorme.
2 Pimientos Verdes.
1 Cebolla grande.
2 Dientes de Ajo.
1 Tomate grande Rojo.
1 Bote de Tomate Natural Triturado Grande.
Sal al Gusto.
Azúcar para corregir la acidez 2 c/p.
4 C/S de Aceite de Oliva Virgen de 0'4º.

Preparación:

Lavar bien todas las hortalizas y secar, pelar la cebolla y el ajo que se vaya añadir.
Trocear berenjena, calabacín y pimientos al gusto.
En una cacerola grande donde vayamos a cocinar el pisto poner una cucharada de aceite e ir rehogando todas las hortalizas, una a una, según se vaya necesitando vamos añadiendo aceite y pizca de sal, apartar todo a un plato.
En la misma cacerola, poner un poco más de aceite y pochar el ajo picado y la cebolla rallada, a continuación, añadimos un tomate natural rallado y rehogamos bien, volcando sobre el sofrito el bote de tomate natural triturado, rehogamos todo añadimos una cucharadita de azúcar, cocinamos unos minutos probamos y si vemos que aún está cido, añadimos otra cucharadita de azúcar, que es lo que tuve que hacer yo.
Mezclamos bien, añadimos sal al gusto y volcamos todas las hortalizas, que tenemos reservadas  en nuestro tomate, mezclamos. tapamos para que no salpique el tomate, y dejamos que reduzca y  cocinamos  a fuego lento unos 10 minutos, probar para ver si están al gusto nuestras hortalizas, pues en cada casa, pueden apetecer, más o menos cocinadas y apartamos del fuego y dejamos reposar, antes de realizar el llenado de tarros para conservar en el frigo y congelador.
Aprovechando que estaba recién preparado, ¿Os imagináis que es lo que más apetece para acompañar? Seguro que habéis acertado un par de huevos fritos, preparar pan para mojar, que no hay persona que se resista.
Como siempre disfrutarlo y si podéis en buena compañía mejor.



















lunes, 8 de junio de 2020

BERENJENA Y CALABACIN CON RELLENO DE BONITO

                                                                      





BERENJENA

          Y

CALABACIN



CON

RELLENO DE BONITO




Seguro que en infinidad de ocasiones os sucede, que no se os ocurre

nada para preparar para la comida y la cena.

A mi me gusta tener en el frigorífico verduras y hortalizas de diferentes tipos, todos sabemos lo que nos gusta en cada familia.

Y por supuesto mi congelador está lleno de carne, pollo, pescado entre otros ingredientes.

Pero nunca soy de preparar listas con menús semanales.

Ahora que ya no trabajamos mi marido y yo fuera de casa, nos gusta improvisar mas y sólo por la noche nos preguntamos, que sacamos del congelador para el día siguiente, pero existen días que improvisamos sobre la marcha algún plato de pasta, o guiso o como en ésta ocasión unas berenjenas y calabacines rellenos.

Yo suelo rellenarlos de carne picada o pollo, pero me dije hoy que no he sacado nada del congelador la noche anterior, es el momento de rellenarlos de un buen bonito en aceite y eso hice.

Tampoco tenía ganas de liarme mucho en la cocina, con lo cual 3 ingredientes naturales y el queso, fueron suficientes, para conseguir un ríquísimo plato en menos de 20 minutos.

Os comento los pasos a seguir.

Ingredientes:

1 Berenjena.

1 Calabacín.

1 Pimiento Rojo.

2 Tomates.

3 C/S  Aceite de Oliva de 0'4º.

Sal al gusto.

Lomos de Bonito en Aceite.

Queso Rallado "Opcional".





Preparación:

Las berenjenas lavadas bajo el grifo y partidas por la mitad, las hacemos unos cortes transversales, las ponemos pizca de sal y unas gotas de aceite y la llevamos al microondas tapadas, yo las tapo con la misma tapadera anti salpicaduras, también se pueden tapar con film transparente, se ponen 7 minutos y se comprueba si la pulpa está bien cocida, para poder arrancarlas con suavidad con una cuchara.

Hacemos los mismo con el calabacín el mío en 5 minutos ya estaba, cuidado al levantar la tapa, el vapor abrasa.

Tenemos que vaciar la berenjena con la ayuda de una cuchara, y hacer lo mismo con el calabacín, la pulpa de una y otro se reserva.

Se prepara un fuente para llevar al horno, donde pondremos la berenjena y el calabacín vacios.
Mientras se hacen la berenjena y el calabacín simultáneamente, se pone una sartén en el fuego, se añade 1 cucharada de aceite de oliva y se dora medio pimiento rojo en trocitos, se rehoga 5 minutos, a continuación uno o dos tomates en trozos, se añade la sal al gusto  y se mezcla todo, de ésta mezcla salen 2 preparaciones, con lo cual apartamos la mitad a un plato.

Con la mitad que nos queda en la sartén rehogamos primero la  pulpa de la berenjena, mezclamos, añadimos el bonito, rehogamos y apartamos en un plato.

Con el resto de las verduras apartadas, realizamos la misma operación, añadimos la pulpa del calabacín que hemos arrancado con la cuchara suavemente y rehogamos todo, añadiendo en el último momento el bonito, mezclar y se vuelca a un plato.

Llevamos los dos platos junto a la fuente que tenemos reservada con la berenjena y el calabacín vaciado y se rellenan, yo les pongo además un buen queso rallado por encima a mi ración.

A la de mi marido, como está un poco a dieta, no le añado queso.

A pesar de no llevar salsa bechamel, con los trocitos de tomate natural rehogados, el relleno queda jugoso y rico.

Se introduce a horno precalentado a 200º calor y arriba y abajo 5 minutos.

Y como siempre os digo al final de mis platos se disfruta y a poder ser en buena compañía.