domingo, 27 de septiembre de 2020

PIERNA DE LECHAL AL HORNO

 

PIERNA DE LECHAL 

AL HORNO

Sinceramente cuándo no me apetece cocinar y liarme en la cocina mucho tiro de horno, para mi es un verdadero salvavidas, unas veces por tener en casa a los chiquitines de nuestros hijos, otras por que ya una tiene una edad y lleva muchos años cocinando, sea por lo que sea, el horno es un gran aliado en la cocina.

Solo necesitamos un buen producto, unas pocas hierbas a poder ser secas, y pocas cosas más para disfrutar de una comida o cena estupenda.

La receta de hoy es un clásico en toda regla, nunca falla y se cocina solita ella.

Una buena pierna de Lechal y a chuparse los dedos, dependiendo del tamaño, con ella pueden comer 2 ó 3 personas, ésta nuestra era pequeña con ella comimos mi marido y yo, acompañada de una rica ensalada.

Como imagino que ya todos sabéis, el cordero lechal es aquel que solo se ha alimentado con leche materna, ósea que tiene menos de 45 días suelen pesar entre 6 o 6,500 kilogramos, su carne es muy rosada casi blanca, es tierna y muy nutritiva y no tiene apenas grasa.

Os digo como lo preparo yo.

Ingredientes:

1 Pierna de Cordero Lechal.

1 Patata.

1  Tomate. 

Sal al gusto.

Aceite de 0,4º al gusto.

Romero.

1 Chorretón de brandy o Vino.

Preparación:

Yo suelo pedir al carnicero que me de dos o tres cortes a la pierna, si no fuera así y la compráis envasada, no pasa nada.

yo precaliento mi horno a 180 calor arriba y abajo, lavo la pierna y la pongo en la fuente elegida, la froto bien con ajo toda ella y si tiene un par de cortes, dejo unas láminas de ajo dentro, le añado sal y la unto bien de aceite toda.

Le añado por encima romero un chorretón de brandy, otras veces le pongo vino tinto, si tengo uno bueno, incluso vino blanco, eso sí no le pongáis vino malo de un tetra brick, es preferible no poner entonces nada.

La riego a su vez con agua, más o menos un dedo de la fuente.

Y si se ponen patatas en trozos, añadirlas cuándo lleve la pierna  ya 30 minutos asándose.

También suelo poner en un lateral un tomate abierto por la mitad, le da jugosidad a la salsa.

Ir regando la pierna con los jugos, dándola la vuelta 1 vez, cuándo la veamos dorada.

Suele tardar unas 2 horas a 180º  depende de cada horno y como os guste la carne.

Una teoría muy sabia dice, que si pinchamos la pierna y sale sangre roja, aun no está asada, si sale sangre rosa, le falta aún y cuándo al pincharla no sale jugo, está en su punto.

La pierna la podemos acompañar con una ensalada, o también preparar una fritada de verduras o asarlas al tiempo con ella.

Disfrutarla tanto como lo hicimos nosotros. 


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario