jueves, 29 de octubre de 2020

MERMELADA DE TOMATE PARA HALLOWEEN 2020

 



MERMELADA

 DE 

TOMATE

PARA HALLOWEEN 2020

¿Sí os digo que con ésta mermelada podéis triunfar en la noche más terrorífica del año me vais a creer? Pues os aseguro que así es, tiene cantidad de posibilidades, por que parece sangre coagulada y es totalmente comestible y rica y además esta de muerte. Así que poneros las pilas y preparar ésta mermelada, hacer un poco sólo para mañana y pasado,  luego ya después hacéis mas  cantidad para una temporada, que os aseguro que os va a encantar.  

Madrecita la primera vez que preparé una mermelada de tomate fue hace ya 6 años, estaba comenzando mi andadura por el blog y probando diferentes texturas y sabores que apenas conocía, confieso que lo hice con mucho miedo solo utilice un poco más de 1 kilo de tomates, pero nos gustó tanto a mi marido y a mí que no podíamos creerlo, es una mermelada que combina perfectamente con ingredientes saldos, con lo cual en boca el resultado es fantástico.

Queréis creer que es la segunda vez que la preparo, pese habernos gustado tanto, se me han pasado los años volando, la verdad que al principio cocinamos tantas variedades de mermeladas, que llenamos la despensa para 2 años y luego simplemente hemos repetido de las que más nos llamaban la atención como son la de naranja y manzana y fresas, pero en ésta ocasión sabiendo el resultado, nos hemos liado a lo grande mas de 3 kilos de tomates hemos utilizado.

La variedad elegida para esta ocasión ha sido la de rama, el sabor cambia, de unos a otros tomates los matices son distintos, esta nos ha quedado increíble de verdad.

Recordaros que yo siempre pongo menos cantidad de azúcar de las que suelen aconsejar y aún así me queda bastante dulce, deciros como siempre, que mejor poner la cantidad que yo os aconsejo, mezclar, dejar reducir y siempre tenéis tiempo de añadir más azúcar si así lo consideráis.pero desde ya os digo, que no lo vais hacer.

Os voy a decir cantidades. 

Ingredientes:

PARA UN SOLO TARRO:

5  Tomates.

4 c/s de Azúcar.

1 Chorretón de Limón.

1 Clavo de Especie.

PARA MAS DE 15 FRASCOS:

3.300 de Tomates en Rama.

1 Kilo de Azúcar.

1 Limón "el Zumo".

6 Clavos de Especie grandes.

 


Preparación:

Si hacemos para un solo frasco nos evitamos el esterilizar el frasco, utilizamos uno limpio del lavavajillas.

Lo primero poner a esterilizar los frascos y las tapas, yo pongo una cocotte y en ella pongo dentro un paño fino de cocina y sobre ella los frascos y cubro de agua, los cuezo desde que rompe a hervir 10 minutos.

¿Por qué pongo un paño abajo dentro? para que no se rompan y dañen la olla.

Al sacarlos hacerlo con unas pinzas largas y dejarlos boca abajo tarros y tapas sobre un paño limpio  escurriendo.

Al mismo tiempo que esterilizamos los frascos, en otra olla ponemos los tomates a escaldar, haciéndoles una cruz en la parte contraria al rabito, esto se hace para pelarlos fácilmente, yo al hacer mucha cantidad, tuve que hacerlo en 3 veces.

Sabemos que están en su punto cuando vemos que la piel se abre y se despega fácilmente, normalmente en 5 minutos están escaldados.

Se van sacando los tomates que vemos que ya está abierta la piel y se ponen en un bol grande, cuando están frios, se van pelando y se escurre bien  el agua que tienen.

En la olla que los vamos a cocer ponemos todos los tomates bien escurridos y el azúcar, el zumo del limón y los clavos de olor.

Y comenzamos a mezclar y remover, hasta que vemos que reduce bastante, yo aconsejo poner unos 400 gr. de azúcar por 1 kilo de tomates, pero como veis en ésta ocasión he puesto hasta bastante menos, por lo que según que cantidad de tomate hagáis, poner primero un poco e ir añadiendo, yo he observado que al hacer tanto tomate, ha caramelizado y he tenido suficiente con lo que os he indicado, pero hay muchos factores, calidad y variedad de tomates y tiempo de cocción y reducción al caramelizar.

Remover de vez en cuando una media hora y a continuación  triturar con la minipimer los tomates ¡Recordar hay que buscar los 6 clavos, que a veces se nos pierden y no se encuentran¡ Luego trituramos y seguimos dejando reducir un poco más nuestra mermelada, yo en total desde que comenzó a hervir 40 minutos, mezclando de vez en cuando.

Luego apartamos del fuego y cuándo se puedan manipular sin quemarnos se van rellenando nuestros frascos estando aún caliente la mermelada.

Se llenan hasta casi el borde, se tapan y se van poniendo boca abajo, sobre un paño, cuando los tenemos todos rellenos, los tapamos, para que no les de la luz y los dejamos mínimo 8 horas, yo los dejo toda la noche y más, luego se dan la vuelta, se limpian si algún frasco está sucio y se etiquetan con nombre y fecha. 

Y es el momento de guardarlos en nuestra despensa.

Esta mermelada está más rica cuando lleva un tiempo reposando, aunque por supuesto cuándo la preparamos, y comenzamos a rellenar siempre nos queda algún frasco que no le llenamos y aprovechamos para dejarlo sin hacer el vacio boca abajo y una vez frio lo guardamos y lo consumimos al día siguiente, una vez abierto cada frasco hay que conservarlo en el frigorífico.

En la despensa nos llega a durar más de 2 años en perfecto estado. 

Utilizarla en tostas con Queso de cabra, con foie de pato, con solomillo de cerdo, morcilla, en fin que tiene muchísimas utilidades y por supuesto en tostadas con mantequilla. 

Para hacer presentaciones terroríficas para Halloween, es ideal para presentar ojos sangrantes.

Basta poner un quesito blanco pequeño una aceituna encima y la mermelada alrededor para parecer un ojo explotado.

Disfrutarla mucho.



















viernes, 23 de octubre de 2020

GALLETAS DE PLATANO Y AVENA PARA BEBES A PARTIR DE 8 MESES

 

GALLETAS DE PLATANO Y AVENA

PARA BEBES

A PARTIR DE 8 MESES

Estas galletas las he preparado para uno de los chiquitines de nuestra casa, para mi nieto Thiago, ahora solo lo tenemos a  él algunas tardes, pues ya ha comenzado su temporada en la escuela/guardería.

Y su mama cuando tiene turno de mañana en el trabajo le recoge ella.

Por lo tanto sólo lo tenemos una semana si y otra no, aunque tenemos la suerte de tener la guarde cerca de nuestra casa y podemos seguir disfrutando de el.

Y mi chiquitina Luna, ahora como sus papas tele trabajan, ya no la vemos tan a menudo y también ha comenzado sus guarde/escuela, y al vivir un poco más lejos y poder recogerla sus papás no ha venido entre semana por casa, por lo tanto estas galletas aun no las ha disfrutado, como voy hacer diferentes variantes para nuestros chiquitines, os voy a ir diciendo lo bueno y malo de cada galleta.

Las galletas de avena y plátano, no son crujientes, son blanditas, y al llevar fruta se estropean enseguida, aconsejo hacer poca cantidad, como mucho un plátano y consumirlas máximo en 3 días. 

Os explico los pasos a seguir. 

Ingredientes:

1 Plátano Maduro.

1 Vaso tamaño de agua lleno de Copos de Avena Integrales.

4 c/s de Leche Entera.

1 Chorretón de Miel Pura.

 

Preparación:

Chafar o aplastar un plátano muy maduro, añadir un vaso de tamaño de los de agua ósea de 250 ml, lleno de copos de avena, mezclar, añadir unas 4 cucharadas soperas de leche entera y un chorrito de miel natural, mezclamos todos, lo tapamos con film transparente y lo llevamos al frigo una media hora.

Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo.

Sacamos la masa del frigorífico y volvemos a mezclar, si la masa está demasiado compacta, podemos añadir un poco más de leche.

Que podamos manipular la masa bien con ayuda de 1 cuchara y nuestras manos y hacer pequeños montoncitos.

Poner en la bandeja del horno papel vegetal e ir poniendo allí las galletas, mojar un poco dos dedos y aplastar con ellos los montoncitos, para dar la forma deseada, yo las hice ovaladas.

Si queremos que la masa no se nos pegue en las manos, recordar este truco y mojar vuestros dedos  bajo el grifo. 

Hornear unos 17 minutos, tienen que quedar doradas.

Estas galletas se pasan a una rejilla a enfriar. 

Las galletas que llevan fruta, no quedan crujientes, y se estropean pronto como os comenté anteriormente, yo las guardo en una lata como las que son crujientes, pero mucho cuidado no más de 3 días, de todas maneras con éstas cantidades, sólo salen unas 7 galletas.

La avena sacia mucho con 2 galletas un bebe hasta 2 años tiene más que suficiente para merendar o desayunar junto un biberón o vaso de leche, aunque os pidan más evitarlas, por qué luego se hinchan en su estomago y pueden sentirse muy llenos

Yo las he probado por supuesto y están buenas, pero nada que ver con mis galletas de avena súper crujientes que hago.

Al no llevar nada de azúcar solo un chorrito de miel, las hacen ideales para los peques de la casa y a ellos les encanta, que es lo importante.

Voy a ir probando añadiendo huevo y otras frutas, para encontrar otros matices y sabores para los peques de la casa, vayan degustando

Que las disfrutéis, como hizo nuestro chiquitín. 

 








sábado, 17 de octubre de 2020

ENSALADA TIBIA DE JUDIONES Y PIMIENTOS ASADOS

 

ENSALADA TIBIA 

DE JUDIONES

 Y 

PIMIENTOS ASADOS

Siempre que aso pimientos rojos, hago bastante cantidad, luego los pelo y conservo en un taper de cristal en el frigo, nos pueden durar más de 1 semana, lo que aqún no he probado es a congelarlos una vez asados, supongo que congelarán bien, al igual que confito en sartén y luego los guardo en el congelador.

Los pimientos nos dan mucho juego en nuestra mesa, solos o acompañados con diferentes legumbres y pescados, ahumados o huevos, tenemos platos ricos y muy sanos.

En ésta ocasión los he preparado con unos judiones de los que se compran en frasco de cristal.

Más fácil no puede ser éste plato, ni siquiera podemos darle el nombre de receta, es solo una idea para preparar un plato como entrante o para compartir en el centro de la mesa.

Pasos a seguir.

Ingredientes:

1 Pimiento Asado.

1 Frasco grande de Judiones.

Aceite de Oliva Virgen de 0'4º.

Sal al Gusto.

Cominos. 

 


Preparación:

Por supuesto éste plato las cantidades dependerán de si las preparamos para 2 personas o para 4.

Yo utilicé 1 Pimiento entero grande asado y medio frasco de judiones para 2 personas.

Lo primero asamos los pimientos, yo ya los tenía asados y en el frigo.

Para Asar los pimientos yo los lavo bajo el grifo y luego los seco con papel cocina.

los pongo en una fuente de cristal y los embadurno de aceite y pongo pizca de sal por encima.

Los introduzco al horno precalentado a 220 grados y programo 20 minutos.

Cuando los veo dorados, los voy dando la vuelta, normalmente los giro por los tres lados que suelen tener los pimientos rojos y a partir de la primera vuelta bajo el horno a 200º y en la segunda vuelta ya lo bajo nuevamente a 180º, cada horno es distinto, la piel tiene que estar totalmente dorada, pero no quemada.

Una vez que los hemos asado los sacamos con cuidado del horno y los dejamos sobre la vitro o rejilla y los tapamos bien con papel de aluminio para que suden y los dejamos tapados mínimo 30 minutos.

De ésta manera la piel se despega muy fácilmente y se pelan de maravilla después.

Una vez pelados y limpios de pepitas nuestros pimientos se conservan con su jugo en el frigorífico bien tapados. 

Los judiones los que voy a utilizar, los pongo bajo el grifo del agua, para quitar el aguafaba, que los protege.

¡Una curiosidad, que imagino que muchas/os ya conocéis, el aguafaba es el liquido donde vienen las legumbres y es el mejor sustituto del huevo¡ Seguro que todos ya lo sabéis, pero con éste agua se prepara el merengue también, es ideal para los alérgicos al huevo.

Una vez aclarados los pongo en el microondas 30 segundos, solo tibios.

Y preparo el plato con una porción de tiras de pimiento asado y judiones, la cantidad a vuestro criterio.

A los pimientos los pongo sal por encima y rego todo con un buen aceite de oliva y le pongo cominos.

Y a disfrutar.